2016/01/25

El frenazo de China no será catastrófico para la economía mundial

La crisis por la que atraviesa la economía china no provocará una catástrofe a nivel mundial, según afirmaron ayer, en Davos, los participantes al tradicional debate sobre la situación económica internacional que puso punto final al maratón de reuniones que el Foro Económico Mundial (FEM) tenía previstas para la edición de este año.
Como cada año, los dirigentes económicos y políticos mundiales se dieron cita durante cuatro días en esta ciudad de los Alpes suizos, conocida por sus pistas de esquí, para participar en seminarios, reuniones y mesas redondas que se organizan en el palacio de congresos, los hoteles de lujo y en exclusivas fiestas nocturnas .
Los temas más discutidos en las reuniones de este año, a las que asistieron2500 participantes del mundo entero, fueron la ralentización de la economía china, las turbulencias de los mercados financieros y la caída delprecio del petróleo y de las materias primas que ensombrecen las perspectivas económicas a nivel mundial.
El frenazo de la economía china que registró, en 2015, el crecimiento más lento de los últimos veinticinco años, un 6,9%, preocupaba a gran parte de los participantes. Sin embargo, numerosas voces tranquilizadoras, entre las que se encontraba la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI)Christina Lagarde, se alzaron para afirmar que la situación no era inquietante.
Durante un debate sobre el tema, Lagarde señaló que no se esperaba un aterrizaje brutal de la economía china. «Asistimos a una evolución, a una gran transición que probablemente va a sacudir y provocar turbulencias a nivel internacional a las que tendremos que acostumbrarnos», afirmó.
El jueves por la noche el multimillonario y financiero norteamericano Georges Soros, figura habitual en las reuniones de Davos, comentó que el aterrizaje brutal había ocurrido ya pero que China tenía recursos suficientes y un margen de maniobra mucho mayor que numerosos países del planeta para hacerle frente.
La tranquilidad demostrada por los participantes del foro ante el problema chino no se repitió en el tema de la crisis migratoria que pone en peligro la supervivencia de la Unión Europea (UE). Christina Lagarde, Georges Soros, Manuel Valls y Mark Rutte alertaron sobre el individualismo al que se veían empujados algunos países por no haber una solución europea.
En los debates, la ministra austríaca del interior, Johanna Mikl-Letner, llegó incluso a amenazar a Grecia de una exclusión provisional del espacio Schengen sobre la libre circulación de personas si Atenas no conseguía aplicar medidas más estrictas en los controles fronterizos.
El precio del petroléo provocó reacciones diversas. Algunos opinaron que la situación actual no favorece a la economía mundial por disminuir la demanda, debilitar a los países emergentes y comprometer las inverstiones a medio plazo mientras que otros juzgaron que la situación es sobre todo favorable para los consumidores
http://www.abc.es/
Publicar un comentario