2015/12/02

Tras los discursos oficiales en París, negociadores inician difícil tarea de buscar un acuerdo climático

El principal obstáculo es cómo financiar las fuentes de energía limpia que necesitan los países emergentes para desarrollarse sin depender de los combustibles fósiles.A

Por belén lópez-palop
Tras los discursos oficiales en París, negociadores inician difícil tarea de buscar un acuerdo climático
Tras las últimas palabras de aliento de los líderes mundiales que el lunes llegaron a París, los negociadores gubernamentales comenzaron ayer a convertir la retórica de unidad en un acuerdo global que frene el cambio climático.
A medida que los dirigentes dejaron la capital francesa, los equipos de trabajo de 195 delegaciones se pusieron a trabajar en un borrador de más de 50 páginas aún repletas de desacuerdos.
El principal obstáculo es cómo generar los miles de millones de dólares para financiar las fuentes de energía limpia que se necesitan con urgencia para que los países emergentes se desarrollen sin depender de los combustibles fósiles.
Muchos delegados dijeron que la numerosa asistencia a la cumbre climática después de los atentados terroristas que dejaron 130 muertos, era una señal de esperanza luego de que la última reunión, realizada en Copenhague el 2009, fracasó en medio de rencores entre países.
Pero en las charlas técnicas del martes, los países retomaron sus ya conocidas posiciones de negociación con pocos indicios de ceder.
El delegado chino Su Wei “señaló con preocupación” lo que llamó una falta de compromiso de las naciones ricas para implementar recortes profundos en las emisiones de gas de efecto invernadero y ayudar a las naciones en desarrollo. También el grupo de los 48 países menos desarrollados instó a una acción más dura para limitar el aumento de las temperaturas.
“Es hora de volver al meollo de la cuestión”, dijo a Reuters Alden Meyer, de Union of Concerned Scientists, añadiendo que si bien el día de apertura fue “todo bien”, cuando los dirigentes mundiales subieron al podio para afirmar la urgente necesidad de conseguir un acuerdo común, “eso no resuelve los problemas cruciales”.
“Imperativo económico”
Un acuerdo en París sería el más fuerte jamás acordado por naciones tanto ricas como pobres para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero, que los científicos dicen han cambiado drásticamente el sistema climático del planeta.
Pero las conversaciones de ayer mostraron que éstas todavía se llevan a cabo bajo la sombra de la política.
En Estados Unidos, los republicanos señalaron que se opondrán a autorizar los millones de dólares con los que el presidente Barack Obama se ha comprometido a ayudar a las naciones en desarrollo.
En respuesta, Obama señaló que “si dejamos los patrones climatológicos sigan cambiando de manera inesperada, entonces pronto tendremos que destinar más y más de nuestros recursos económicos no en oportunidades de crecimiento para nuestros pueblos sino en adaptarnos a las vastas consecuencias del clima cambiante”.
“Éste es un imperativo económico y de seguridad que tenemos que abordar ahora”, enfatizó el mandatario antes de abordar el avión presidencial de regreso a EEUU.
Mientras, otras 73 empresas se unieron a los esfuerzos de la Casa Blanca por combatir el cambio climático. Las compañías, que incluyen al gigante del retail Amazon.com, el conglomerado químico DuPont y JetBlue Airways, entre otras, se comprometieron a adoptar medidas tales como la transición a las energías renovables, la reducción de los residuos, y la búsqueda de la deforestación cero en sus cadenas de suministro.
AÚN HAY TIEMPO, PERO EL CRONÓMETRO YA ESTÁ EN MARCHA
Por Aldo Cerda, París

Si los atentados del 13 de noviembre buscaban atemorizar a la población parisina y poner en jaque la Cumbre Climática COP21, lo que se ha visto hasta ahora demuestra que el objetivo no fue alcanzado. No sólo la ciudad enfrentó en forma magnifica la complejidad logística y de seguridad que significó recibir a 150 jefes de Estado, sino que la amabilidad se encuentra por doquier.

Las declaraciones han sido esperanzadoras. El Presidente Obama expresó que "queremos una declaración dramática respecto al cambio climático que defina los contornos del presente siglo". El Presidente chino Xi Jinping señaló que "enfrentar el cambio climático es una misión común para toda la humanidad" y terminó diciendo que "tenemos la disposición y la confianza de poder cumplir nuestros compromisos de reducción de emisiones".

Estas declaraciones pueden entenderse en virtud del trabajo previo que se realizó, donde más de 150 países –incluidos todos los países desarrollados y aquellos en vías de desarrollo con emisiones significativas-, ya han entregado sus propuestas voluntarias de reducción de emisiones: EEUU ofrece reducir sus emisiones 27% respecto al año base 2005 en diez años; China ofrece reducir sus emisiones unitarias y que sus emisiones totales de CO2 alcancen su peak antes de 2030, y así sucesivamente.

Si sólo se verificaran estos compromisos ya anunciados, el aumento de temperatura esperado para fines del siglo sería del orden de 2.7ºC -más que el umbral de 2ºC que se supone indica el punto donde las consecuencias del cambio climático serían muy severas-, pero con tiempo aún para revertir las consecuencias más graves si medidas más agresivas de reducción de emisiones son tomadas más adelante.
Básicamente, el punto clave radica en si el acuerdo será obligatorio para las partes o no. Para EEUU ese es un tema crucial, ya que su Congreso difícilmente aprobará un tratado vinculante, pero por la vía ejecutiva ellos ya han logrado las reducciones de emisiones comprometidas.

El otro punto sensible de la agenda es el del financiamiento internacional para las naciones en vías de desarrollo, a fin de que adopten estrategias de crecimiento "bajas en carbono". Hasta aquí, el Green Climate Fund que se esperaba conformar -US$ 100 mil millones anuales a 2020 aportados por las naciones más ricas-, languidece con aportes mínimos –sumando poco más de US$ 10 mil millones a la fecha-, y sin esos recursos, muchos de los aportes de reducciones comprometidos quedarían sin efecto.
www.df.cl
Publicar un comentario