2015/12/03

Esteves vende participación en BTG pero crisis del banco sigue escalando

S&P y Moody’s bajaron la nota a bono basura. Analistas especulan que podría convertirse en un evento “Lehman Brothers” que arrastre al sistema financiero.

Por Isabel Ramos Jeldres
Esteves vende participación en BTG pero crisis del banco sigue escalando
Pese a que los directivos de BTG Pactual están tomando medidas de emergencia para evitar una crisis a causa de la detención del ex CEO André Esteves, la situación del banco sigue empeorando. Ayer se anunció un cambio de propiedad, pero dos agencias degradaron a la firma a la categoría de bono basura.
Esteves vendió su participación en el banco a un grupo de socios que tomará el control a través de un canje de acciones. Según la comunicación remitida al regulador brasileño, los títulos fueron permutados al llamado “Top Seven Partners”, sociedad conformada por James Marcos de Olivera, Renato Monteiro Dos Santos, Guillerme da Costa Paes, Marcelo Kalim, Roberto Balls, Antonio Carlos Canto y Persio Arida, quien asumió como el nuevo presidente del directorio.
La permuta de títulos implica que Esteves realizó un cambio de acciones con derecho político (a voto), por acciones sin derecho político. Sin embargo, el cambio en el control de la sociedad está sujeto a la aprobación del banco central de Brasil.
Esteves, quien fue detenido el 25 de noviembre, renunció a su puesto el domingo, cuando su arresto se extendió indefinidamente. El ejecutivo se ha declarado inocente a través de abogados. BTG ha declarado que está haciendo su propia investigación y cooperando con las autoridades.
BTG anunció ayer también al regulador que vendió su participación en la mayor cadena de hospitales de Brasil, Rede D’Or, por US$ 618 millones, al fondo soberano de Singapur (GIC), para aumentar su liquidez y con ello despejar las dudas sobre su posición.
Calificación basura
Pero pese a estos esfuerzos, Standard & Poor’s bajó ayer la calificación de BTG Pactual de BB- a BB, o “bono basura”, sumándose a Moody’s, que tomó la misma decisión el martes por la noche. S&P argumentó que la acción fue desencadenada por el arresto de Esteves, un evento que presiona la liquidez de la empresa.
“En nuestra opinión, el banco tiene una brecha de liquidez considerable para cumplir sus obligaciones financieras en los próximos 60 días, a menos de que pueda vender activos o acceder a facilidades de crédito con los reguladores financieros brasileños”, dijo S&P en un comunicado.
Moody’s recortó la calificación de BTG el martes, por los temores de que la empresa tenga problemas para mantener efectivo suficiente y para conservar su franquicia.
Fitch, por su parte, dijo ayer que tiene un plazo de seis meses para decidir el rumbo de la calificación de riesgo de BTG Pactual. La agencia colocó el rating de la firma en observación negativa la semana pasada, indicado un posible recorte, luego de la detención de Esteves.
“Qué banco será BTG en el futuro es un punto muy importante para nuestra evaluación”, dijo Claudio Galina, director senior de la agencia, en una teleconferencia sobre la perspectiva para los bancos brasileños, publicó el diario local Valor Económico.
Según él, además de la liquidez del banco, Fitch va a monitorear su capacidad de generar nuevos negocios y qué va a restar del “valor de su franquicia” después del proceso de reestructuración de la institución financiera.
“Estamos en contacto diario con el banco, cómo el banco va a recomponer su flujo de caja en caso de salidas fuertes”, dijo. “Es un banco de inversiones, la confianza de los clientes y de las contrapartes es muy importante”, complementó Eduardo Ribas, responsable del análisis de calificación de BTG.
¿Efecto sistémico?
La crisis de BTG pone aún mayor presión sobre el gobierno brasileño y aumenta el nerviosismo de los mercados, que ya monitorean de cerca la recesión más profunda desde los años ’30. Ahora los inversionistas temen que BTG Pactual arrastre a otros bancos y empresas.
“La crisis en un gran banco es lo último que Brasil necesita en medio de todo este caos económico y político”, aseguró Bernardo Rodarte, de Sita Corretora, a Bloomberg. “2015 se ha dibujado como un año para olvidar y no estoy muy optimista respecto de 2016”.
Los rendimientos de los bonos por US$ 1.000 millones de BTG, con vencimiento en 2020 casi se duplicaron el día que Esteves fue arrestado, y han seguido subiendo. Ayer se elevaron hasta 20,83%.
Sus acciones, en tanto, han perdido casi un tercio de su valor en el mismo período, cayendo a un mínimo récord de 20 reales al cierre de ayer. Los títulos estuvieron paralizados ayer por unas horas, luego de que se informara el cambio de propiedad. Se volvieron a transar a partir de las 14.00 hora local, y cerraron con una caída de 1,48%.
La tímida respuesta de las autoridades en el caso de BTG también refleja una parálisis mayor en un gobierno más preocupado de contener el escándalo de corrupción que ha sacudido al establishment político y económico del país, dijo a Bloomberg André Cesar, analista político y fundador de Hold Assessoria Legislativa. Según Cesar, si no se descubre nada más en este caso, no espera mayores declaraciones del gobierno o el banco central.
“Este gobierno ha mostrado que apenas es capaz de actuar, mucho menos ser proactivo en situaciones importantes”, sostuvo.
Paulo Vieira da Cunha, economista jefe de Ice Canyon en Nueva York, va más allá y plantea que la situación de BTG tiene similitudes con la de Lehman Brothers en 2008, cuando se quedó sin financiamiento, y que un posible default tendría un impacto de largo alcance, debido a la cantidad de deuda que está circulando en el mercado.
El banco central tiene pocas opciones más allá de intervenir, aseguró a Bloomberg. Extender una línea de crédito de emergencia, que por ley el banco central puede extender a cualquier institución financiera, señalaría al mercado que las cosas no están bien”, afirmó Vieira da Cunha, ex director de relaciones internacionales del banco central.
La última vez que el banco central de Brasil enfrentó una crisis en un banco de inversión de alto perfil fue en 20o8, cuando el fundador de Opportunity Capital Partners, Daniel Dantas, fue arrestado acusado de lavado de dinero y crimen organizado.
Imagen foto_00000001

www.df.cl
Publicar un comentario