2015/12/22

Escenario post electoral de España agita el mercado y pone en riesgo metas fiscales

Por Ainhoa Murga
Escenario post electoral de España agita el mercado y pone en riesgo metas fiscales
España inició ayer una nueva era política en la que, al menos en las próximas semanas, la incertidumbre será la nota dominante. Con el 100% de los votos de los comicios generales escrutados, ninguna de las fuerzas políticas está en posición de gobernar cómodamente y ni siquiera se vislumbran posibles coaliciones que afiancen la próxima legislatura. Lo único claro en esta resaca electoral es que las negociaciones serán largas y complejas y que, en el peor escenario, podrían desembocar en nuevas elecciones.
Aunque desde Bruselas trataron de lanzar un mensaje de confianza en que “pese a las dificultades” se logre formar “un gobierno estable”, la incertidumbre sobre el futuro de las reformas económicas que aún requiere el país pasó factura a los mercados y elevó el rendimiento de los bonos de referencia. El Ibex 35 se hundió 3,6% en la sesión, hasta mínimos de septiembre, y el interés del bono soberano a 10 años escaló más de diez puntos, a 1,8%.
Momento de negociar
Los números para formar un gobierno sólido (176 escaños) no calzan y desde la agencia de calificación Fitch Ratings advierten ya que si el resultado de las negociaciones “es un gobierno débil o un gobierno que esté sostenido en partidos radicales, la consecuencia puede ser un retroceso en las reformas adoptadas o un debilitamiento del ajuste fiscal”.
En una nota publicada tras el cierre del mercado, la agencia apunta que la recuperación se debe a “factores cíclicos” y no a elementos estructurales y pide al país que mantenga las reformas y medidas para reducir el déficit.
Para los analistas, la única vía para estabilizar la situación es una gran coalición, al estilo alemán, entre los dos grandes partidos (Partido Popular -PP- y Partido Socialista Obrero Español -PSOE-), algo complicado en la práctica. En el seno del PP son conscientes de que les será difícil obtener el respaldo necesario para gobernar. Con 123 diputados, es el primer grupo llamado a formar gobierno y fuentes internas del partido señalaron ayer que no descartan ninguna opción, incluida una gran coalición con el PSOE. Por el momento, adelantaron que tratarán de alcanzar un pacto de investidura para que el PSOE se abstenga en la votación y Rajoy repita como presidente. “Es importante ofrecer certidumbre a los españoles, a los que viven fuera y a los mercados”, dijo ayer Rajoy tras reiterar la importancia de formar un gobierno estable.
Los socialistas, que rechazan esta opción, indicaron ayer que votarán “no” a la investidura de Rajoy. No aclararon si con sus 90 diputados buscarán formar un gobierno alternativo de izquierda con grupos como Podemos (tercera fuerza con 69 diputados), aunque en campaña aceptaban el diálogo con grupos afines como opción.
Ciudadanos, que hasta el viernes afirmaba que impediría al PP formar gobierno, instó ayer a permitirle formar un Ejecutivo en minoría y advirtió a los socialistas que no apoyará la posible coalición que impulse. “Es un nuevo escenario político con nuevas reglas y más actores”, dijo su líder, Albert Rivera, en una radio local. “Lo más razonable es que Rajoy intente formar un gobierno y saque adelante la legislatura en minoría”.
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, descartó hablar de posibles coaliciones o pactos para la investidura pidiendo al resto de fuerzas que “estén a la altura” de lo que requiere el Estado, en referencia al reconocimiento de la plurinacionalidad del país, una de las líneas rojas establecidas por el partido para su posible diálogo con el PSOE, y reiteró que su grupo no apoyará “al PP ni a Rajoy ni por activa ni por pasiva”. “Creo que todos debemos reflexionar en las próximas semanas, pero especialmente los partidos viejos del sistema de turno”, afirmó Iglesias.
Imagen foto_00000004

www.df.cl
Publicar un comentario