2015/11/30

Juan Gabriel Valdés y avance del TPP en EEUU: “En un año electoral no será fácil aprobar este tratado”

El diplomático asegura que varios parlamentarios norteamericanos le han manifestado su rechazo a la iniciativa.

Por Denisse Vásquez H.
“Las empresas tabacaleras no podrán usar el TPP para querellarse en contra de países que adopten medidas duras en contra del consumo de tabaco”, dice Valdés.
Para el embajador de Chile en Estados Unidos, Juan Gabriel Valdés, la relación entre los dos países pasa por un momento de excelencia. Entre los logros de este año, destaca el cierre de las negociaciones del Acuerdo Transpacífico (TPP) -en el que ambas naciones participan- y el avance en el tratado para evitar la doble tributación "que promete abrir nuevos espacios y permitir un incremento de la inversión".

También destaca la relevancia que ha adquirido Chile en el comercio estadounidense, y que se ha potenciado gracias a su participación en la Alianza del Pacífico, zona que el país del norte ha indicado como su principal campo de acción.

"Los vínculos de Estados Unidos con nuestro país siempre han sido buenos, pero hoy en día se encuentran en un estado particularmente favorable", plantea el diplomático.

Pese a este ambiente próspero, Valdés no descarta que el debate para aprobar el TPP sea "encendido", ya que señala que hay parlamentarios estadounidenses que han manifestado abiertamente que votarán en contra del acuerdo, mientras que Chile tiene completamente descartado abrirse a cambios en el texto.

- ¿Cómo cree que se desarrollará el debate en el parlamento local?
- Oponerse al TPP es oponerse al desarrollo de la modernización en términos de la globalización y, por lo tanto, el gobierno hace muy bien en tener un planteamiento categórico al respecto.
De que vamos a tener un debate fuerte, vamos a tenerlo, pero fue el mismo debate que tuvimos y que yo conozco cuando negocié con Canadá el primer acuerdo grande que tuvo Chile con un país desarrollado. Había gente que sostenía que nuestro entendimiento con Canadá iba a producir graves daños a nuestra capacidad de planear nuestro propio desarrollo y tener nuestras propias decisiones en materia de protección en algunas áreas que afectan a la población más vulnerable, y no fue así para nada. Después se argumentó lo mismo con Estados Unidos y hemos tenido diez años de un acuerdo que ha sido un éxito desde todo punto de vista.
Posiblemente vamos a repetir una vez más los argumentos, pero creo que vamos a salir adelante con un Congreso que va a aprobar finalmente el TPP.

- ¿Se dará un escenario similar en Estados Unidos?
- En Estados Unidos, en cambio, hay intereses que relacionan a parlamentarios con áreas económicas específicas y han surgido grandes molestias con los negociadores norteamericanos por la forma de cómo se trató el tema de las patentes farmacéuticas, particularmente la protección de datos para biológicos.
Importantes actores en Estados Unidos piden doce años de protección pero como resultado de la negociación se obtuvo cinco años, como se sabe Chile, Australia, Perú y otros países estuvieron muy firmes en esa decisión. También hay gente que protesta porque se excluyó las medidas antitabaco en los mecanismos de solución de controversias, vale decir, las empresas tabacaleras no podrán usar el TPP para querellarse en contra de países que adopten medidas duras en contra del consumo de tabaco y eso afecta a varios estados de EEUU y, por lo tanto, hay varios parlamentarios que protestan por esta situación. Hay otros que piensan que se debería haber establecido en el TPP un mecanismo para controlar la manipulación de monedas (...).
El punto está en que como esos aspectos quedaron fuera, hay algunos parlamentarios norteamericanos que amenazan con votar en contra del tratado. Esos argumentos, estas críticas, han desembocado en que algunos pretendan renegociar el TPP.

- ¿Hay posibilidades de que esto suceda?
- Chile va a estar en contra de renegociar el TPP, nosotros ya hemos manifestado públicamente aquí en Washington que eso no es posible y nosotros sabemos que la opinión nuestra, de los once países restantes, es importante para los parlamentarios norteamericanos.
Hay que quitarles cualquier ilusión de que es posible renegociar y mantener el tratado en pie. Si se llegara a abrir este debate, no hay TPP y eso es importante subrayarlo.

- Esa es una de las trabas que enfrenta la aprobación del tratado, a lo que se suma que Estados Unidos está en pleno período de elecciones.
- La verdad es que este es un mundo políticamente cada vez más turbulento debido a las elecciones presidenciales, estamos avanzando en ese camino y veo difícil la discusión. El gobierno del presidente Obama ha manifestado que quiere aprobar esto antes de abril, yo a veces he sido escéptico antes y me he equivocado, porque han logrado conseguir autorización para negociar, el fast track y otras cosas que yo pensé que iban a ser más difíciles, así que no me atrevo a hacer ninguna predicción. Pero, sin duda, que en un año electoral no va a ser fácil aprobar este tratado.
Y hay senadores con los cuales me he reunido que me han manifestado su inclaudicable voluntad de oponerse.

- ¿La discusión podría llegar a un punto muerto si no se concluye antes del cambio de gobierno?
- Podría, sin duda, llegar a un punto muerto si el asunto avanza más allá de abril o mayo porque obviamente eso ya está consumido por el proceso electoral. La candidata Hillary Clinton ha manifestado su distancia respecto del tema del TPP, por lo tanto estamos en un cuadro en el cual vamos a mirar con mucho interés el desarrollo de este debate y con preocupación, porque esperamos que la firma de este tratado lleve a un resultado pronto, nos interesa que esto funcione.

- ¿Estados Unidos se podría restar del acuerdo si los parlamentarios no están satisfechos con los términos?
- Si el Congreso estadounidense no lo ratifica ahora, nosotros podríamos pensar necesariamente que se va a ratificar en el próximo gobierno. Considero que finalmente es imposible pensar que el Senado bloquee para siempre un acuerdo que incorpora a economías como la japonesa, como la australiana o la de Malasia, que son economías importantes para Estados Unidos más allá de las nuestra.
Por lo tanto, si no se aprueba ahora, necesariamente se tendrá que aprobar tras la elección.
Doble tributación: el rumbo en el Congreso

- El acuerdo que evita la doble tributación con Chile se destrabó recientemente en el Senado de EEUU. ¿Estima que su aprobación está próxima?
- Pienso que sí. No deja de llamar la atención que los senadores que aprobaron en comisión lo hicieron precisamente en ausencia de quien ha sido el principal actor en paralizar este proceso, que es el senador Rand Paul, candidato a presidente de Estados Unidos por el partido Republicano, que utilizando el filibuster -usar la palabra durante los períodos de votación acordados- ha impedido la votación sistemáticamente todas las veces que el tema se ha discutido.
Pero como existe una abrumadora postura a favor de parte de su propio partido, es posible que se haya producido un acuerdo interno para que él esta vez no obstaculice el proceso.
Eso permitiría que el acuerdo continúe su camino para atraer más inversión desde Estados Unidos. No hay que olvidar que Estados Unidos es la principal fuente de inversión extranjera directa en Chile y nosotros queremos ser una plataforma de negocios para las empresas extranjeras que quieran operar en otros países de la región y todos esos objetivos se ven facilitados en el momento en que se elimina la doble tributación internacional.

- ¿Podría transformarse en ley antes de fin de año?
- No estoy seguro si va a salir aprobado, pero de que se va a discutir en el (Senado) pleno antes sí y en el momento que el pleno lo vota y lo vota favorablemente está aprobado, se ratifica el tratado.

COLUSIÓN: "NO EXCLUIRÍA PARA NADA LA PENA DE CÁRCEL"
El embajador Valdés conoce de primera fuente cuáles son las principales inquietudes de los inversionistas estadounidenses respecto a Chile.

Sin ir más lejos, el diplomático acompañó al ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, en su última visita a Estados Unidos, realizada a fines de octubre, en la cual se reunió con los grandes inversionistas y operadores de Wall Street y que coincidió con el destape del caso de colusión en el mercado del papel.

- ¿Hay preocupación entre los inversionistas por el estado actual de la economía y el mercado chileno?
- No diría que existe en ningún caso inquietud o alarma, lo que existe es interés para entender la disposición del gobierno de Chile de continuar adelante con un camino en el cual podamos recuperar poco a poco las tasas de crecimiento que nos son necesarias. Y el ministro Valdés tuvo siempre la capacidad para exponer con fuerza que el gobierno está orientado en ese camino.

- ¿Hay camino favorable para la inversión? La confianza interna no está en su mejor momento...
- Hay una disposición de ordenar el conjunto del proceso político, de inversión estatal y de gasto, de tal manera de permitir que se generen las condiciones de confianza necesarias para la inversión. Y creo que esa es la percepción que tiene la inmensa mayoría de la gente que está vinculada con Chile y que entiende Chile.
Muchas veces en Chile magnificamos nuestros problemas al punto que no nos damos cuenta que un inversionista internacional, cuando mira el mundo y particularmente las grandes empresas, ven situaciones bastante más difíciles y preocupantes de las que pueden ver en nuestro país (...)

- ¿Y su visión particular frente al caso de colusión?
- Siempre he creído que hay empresarios que están en un muy buen camino y otros en un muy mal camino. Las instituciones tienen que funcionar para mantener con firmeza las reglas que permiten que mantengamos la confianza. La preocupación en Chile no es la desconfianza del exterior sobre Chile, sino la desconfianza de los chilenos en los chilenos y hay gente que contribuye con sus acciones a hacerlo cuando se saltan las leyes, las dan vuelta, las tuercen y manipulan tanto el mercado como la legislación. Eso es algo que se ha ido instalando poco a poco en el país y que no nos ayuda en nada.

-¿Se deberían endurecer las penas para que estas situaciones no se repitan?
-Me inclino a pensar que es muy importante que se facilite el que quien descubre en una empresa una situación de esta naturaleza lo pueda denunciar y al mismo tiempo creo que es necesario que se establezcan penas más precisas, y no excluiría para nada la pena de cárcel porque creo que la ciudadanía se siente profundamente engañada cuando descubre que las fortunas se construyen en Chile sobre la base de construir monopolios y fórmulas que están basadas en el engaño a la ciudadanía y el consumidor.
Si lo que queremos es recuperar la confianza, tenemos que actuar con firmeza en esta materia.
www.df.cl
Publicar un comentario