2015/11/25

Escándalo de emisiones: Fiscalía alemana investiga a VW por evasión de impuestos

Investigación se centra en cinco trabajadores del fabricante, elevando temores sobre mayor implicación de ejecutivos.

Por Ainhoa Murga
Matthias Müller, director ejecutivo de la fabricante alemana, indicó que el regulador ha aprobado ya las reparaciones en un 90% de los autos afectados.
El escándalo de emisiones del fabricante alemán Volkswagen sumó ayer un nuevo episodio. La Fiscalía alemana inició una nueva investigación por presunta evasión de impuestos después de que la automotriz reconociera la manipulación de las lecturas de emisión de gases contaminantes en los motores de algunos de sus vehículos.

Los fiscales, que investigan ya los motores diésel de VW, están examinando formalmente las lecturas incorrectas de emisiones en los motores a gasolina, señaló el portavoz Klaus Ziehe ayer según Bloomberg. La investigación se centra en cinco trabajadores de VW, señaló la Fiscalía.

La alemana enfrenta tres vías de investigación distintas vinculadas al escándalo de emisiones, lo que eleva las preguntas sobre qué tan sistemático era el engaño, en contra de lo que defiende la firma alemana de que sólo habría implicado a algunos de sus ingenieros.

Dos de las vías las abrió el regulador estadounidense: la investigación inicial apuntaba a un exceso en el nivel de óxidos nitrosos, que afectaba a 11 millones de vehículos diésel y a la que, más recientemente, se añadieron 85.000 vehículos de alta gama de VW, Audi y Porche. La tercera línea se centra en las emisiones de dióxido de carbono (CO2), después de que VW reconociera el 3 de noviembre que su inspección interna reveló 800 mil vehículos, principalmente en Europa, con "inexplicables inconsistencias" en sus emisiones. Según los expertos, esta investigación es la que tiene mayor potencial de daño a nivel comercial para la empresa, ya que este tipo de emisiones juegan un papel importante en las decisiones de compra de los clientes.

En Alemania, el impuesto que pagan los conductores está relacionado con el nivel de las emisiones. Si el vehículo no cumple el certificado de emisiones, las autoridades podrían reclamar impuestos no rendidos, razón por la que la fiscalía apunta a la compañía por estas violaciones.

VW estima en 2.000 millones de euros (US$ 2.100 millones) el riesgo financiero de la manipulación de mediciones de CO2. El monto incluye el pago de los impuestos no rendidos. VW hizo una provisión de 6.700 millones de euros en el tercer trimestre para reparar los vehículos diésel que tienen instalado el software que les permite falsear las emisiones ilegalmente para pasar las pruebas.
Primeras reparaciones

Matthias Müller, director ejecutivo de VW, dijo a los gerentes senior que las reparaciones propuestas a las autoridades alemanas para los vehículos correspondientes a la primera parte del escándalo han sido aprobadas en un 90% de los autos.

Añadió, según FT, que los primeros resultados de la investigación interna de VW deberían ser publicados a mediados de diciembre. Pero el resultado final llevará más meses debido a la compleja naturaleza de la investigación.
www.df.cl
Publicar un comentario