Noticias

Loading...

2011/10/15

GRUPO BIMBO



Las recientes compras de activos en Europa suponen una oportunidad para la panificadora de consolidarse en ese mercado, abriéndole la puerta a nuevos desafíos, como la conquisto de la división de galletas

La adquisición que hizo Bimbo de los activos de pan industrializado de Sara Lee en España y Portugal es tan sólo el principio de una serie de compras que la firma mexicana podría iniciar en el mediano plazo para consolidar su presencia en Europa y comenzar a hornear su entrada en un mercado que le representaría una oportunidad relevante: el de galletas.

Así lo consideran los analistas, quienes si bien califican simplemente de positiva la adquisición, prevén que la empresa del osito entrará de lleno a dicho mercado, en el cual su homologa española prácticamente no participa y que genera venta anuales de alrededor de 850 millones de euros (unos 1,150 millones de dólares).

Analistas de algunas corredurías en México consideran que la compra de Bimbo en España y Portugal es “pequeña”, comparada con la adquisición de activos a la misma Sara Lee en EU, aunque también reconocen que la operación en Europa es una ganga respecto a los múltiplos que pagará por la estadounidense.

“Fue una ganga, se había comentado que pagaría hasta 170 millones de euros y pagará 115 millones, eso es 33% menos. Esa adquisición es ‘chiquita’ y aportará alrededor de 2.0% del EBITDA (flujo de operación) consolidado del grupo, pero lo importante es que ya puso en firme su primer pie en Europa, lo cual hace pensar que en el mediano-largo plazo tendrá una posición de liderazgo en todo el mercado europeo”, comenta un analista que pide se omita su nombre.

La adquisición Bimbo-Sara Lee está supeditada a la aprobación del ente antimonopolios de España, Comisión Nacional de la Competencia, y se espera que en el transcurso de dos meses emita un fallo favorable para la mexicana, ante su mínima presencia en el mercado de la península ibérica –Bimbo ya tiene presencia en Europa a través de su negocio de golosinas Ricolino, con plantas en Austria y República Checa–.

Además como lo señala la prestigiada consultora de mercados Alimarket: “Bimbo se ha limitado (en el mercado español) a dos filiales, Tía Rosa de España y Bimabel, aunque no han llegado a hacer incursiones dignas de mención”.

Una de las principales áreas de oportunidad que tiene la empresa mexicana en Europa es la incursión al negocio de galletas, mercado que tan sólo en España genera ventas anuales de alrededor de 1,150 mdd con una población total de alrededor de 48 millones de personas. En México, el mercado de galletas es de 2,500 mdd con una población estimada por El Semanario de 112.4 millones para 2010.

En España, el mercado es dominado por las firmas locales: el líder es Nutrexpa que tiene la marca Cuetára, le siguen Grupo Siro (empresa que compró a Sara Lee algunos activos para producir galletas y pan en España en 2009) y en la tercera posición se ubica Panrico, en ese negocio  también participan alrededor de 30 grandes empresas, además de que una parte importante de ese producto es importado de Alemania y Francia.

Los analistas consultados confían en que una vez concretada la compra, la firma mexicana entrará con mayor fuerza al negocio de galletas, pero además tendrá la “excelente oportunidad de comercializar otros productos en España y Portugal como botanas saladas, golosinas. Eso es lo que sabe hacer Bimbo muy bien y se traduce en valor para la empresa y sus accionistas”, comenta uno de los expertos.

Respecto a la producción de galletas en el Viejo Continente, El Semanario solicitó a Bimbo información sobre el tiempo requerido para instalar una línea de producción de galletas en sus nuevas plantas en Europa, sin embargo, al cierre de esta edición no se obtuvo respuesta.

En materia de pan industrializado, el mercado español genera ventas anuales de alrededor de 3,100 mdd (cifra que sube a unos 4,250 mdd al incluir galletas), de los cuales según la correduría del banco ibérico Santander, Bimbo tiene el 35% (y 12% en el mercado portugués).
Los rivales comerciales que enfrentará la mexicana en ese mercado son Siro, Panrico y Dulcesol, entre otras 20 compañías más pequeñas. Dada esa fragmentación, algunos expertos consideran que en el mediano plazo Bimbo podría iniciar una ronda de adquisiciones en el Viejo Continente.

Respecto a si las recientes compras de activos en EU y Europa son positivas en el actual escenario económico recesivo, uno de los especialistas indica que en periodos de crisis la industria de alimentos es un negocio defensivo porque algunos productos se eliminan del consumo de la población, pero en alimentos en el peor de los casos sólo se reduce el consumo.

Además, de las nuevas potenciales compras de activos en el futuro, algunos expertos de la industria consideran que Bimbo debería iniciar la consolidación de algunas de sus marcas a nivel global, como el caso de estadounidense Kraft Foods que en su negocio de galletas con la marca Oreo factura 22% de esa división.

En suma, es cuestión de tiempo para ver hasta dónde llega Bimbo, la mayor empresa de pan industrializado en el mundo.

Publicar un comentario