2017/11/27

Chile es uno de los países con mayor error mensual en proyección de inflación

Trabajo
Constanza Ramos  www.pulso.cl
Los últimos datos de la inflación se han caracterizado por una alta volatilidad en sus cifras. Tanto así, que en septiembre la variación de -0,2% sorprendió al mercado, puesto que desde que se tienen datos oficiales, este mes nunca había registrado una variación negativa.
Así, según los datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), desde hace un año, en tres oportunidades ha habido saltos de más 0,5 puntos porcentuales en un mes a otro. El último se registró el mes pasado, cuando saltó desde el -0,2% al 0,6% en octubre.
Frente a esto, BBVA elaboró un informe que asegura que nuestro país es uno de los países con mayor error de proyección para la inflación mensual. “En los últimos seis meses, Chile muestra un error de proyección de 1,2 veces el valor de la inflación promedio del período, siendo así uno de los países con mayores sorpresas inflacionarias”, alertó la entidad bancaria.
De esta forma, el reporte comparó el error de predicción de la inflación mensual para un grupo de 23 países que cuentan con información mensual de proyecciones, entre ellos, Estados Unidos, Israel, Canadá, Suiza, España, Polonia, entre otros Pero, ¿qué motivos están detrás de tanto error predictivo? El aumento de la volatilidad inflacionaria, sería la principal responsable.
En ese sentido, la entidad precisó que se observa que en productos puntuales han aumentado la volatilidad, pero que “al analizar la canasta en su conjunto es posible detectar un proceso más generalizado”.
Pero ¿qué tan volátil está siendo el país en materia de los registros mensuales del IPC? BBVA sostuvo que en general la volatilidad “fluctúa en torno o bajo 1 para la mayoría de los países, incluso con una tendencia a la baja para países de la OCDE”. Sin embargo, en Chile desde la mitad del año pasado, la volatilidad ha sido cada vez más común y el incremento se ha acentuado en los últimos meses.
Alejandro Fernández, economista de Gemines, entregó la misma visión que BBVA e incluso señaló que esta situación ha venido ocurriendo por lo menos hace cinco años. “Es un tema relativamente permanente. Diversos colegas de otros países me lo han planteado. Cuando en Colombia, Brasil o México, se hacen proyecciones de inflación incluso con dos decimales, las proyecciones andan muy cerca. En cambio acá, no le apuntamos ni al primer decimal. Es una volatilidad absurdamente alta”, subrayó.
A su juicio existe un claro error de metodología de parte del INE. “Hay problemas de medición, aplicación de metodología a varios precios y algunas mediciones completas como el vestuario que lleva un montón de años cayendo de manera persistente año tras año, cosa que no guarda ninguna relación con la realidad”, afirmó.
Respecto a los cambios que el ente emisor realizó este año en paquete turístico, Fernández aseveró que junto con gasto común, han mostrado una volatilidad que es “esquizofrenia pura, no hay ni una lógica en eso. La estacionalidad que solía haber en los años anteriores con la misma medición del INE, desapareció completamente”, alertó.
Una impresión distinta entregó, Martina Ogaz, economista de Euroamerica, quien señaló que “sólo este año el IPC ha mostrado volatilidad respecto a lo que esperaba el mercado en la medición mensual, lo que se explicaría porque cambió la metodología de paquete turístico”. Según Ogaz, estas modificaciones deberían ajustarse en el tiempo.
Asimismo, para Erik Haindl, economista de la Universidad Gabriela Mistral, no hay un problema en la forma de capturar los precios, sino que “de repente hay movimientos muy rápidos en el dólar y como más de la mitad de los productos de la canasta son bienes importados, son muy influenciados por el movimiento del tipo de cambio”, explicó el experto.
En ese sentido, indicó que ha habido muchos movimientos inesperados en variables claves. “Lo que pasa con el cobre o con el dólar es muy importante y marca mucho a la inflación. Esto hizo que muchos analistas erraran en sus proyecciones”, concluyó.
Efectos en la política monetaria
Uno de los indicadores por los cuales, el Banco Central decide un movimiento de la tasa de política monetaria, es la inflación. Es más, en el comunicado de su última reunión, el ente emisor identificó como un riesgo la trayectoria de la inflación: “la inflación seguirá baja en el corto plazo, situación que podría retrasar su convergencia a la meta en el horizonte de dos años”.
En ese escenario, BBVA indicó que si el nivel de sorpresas inflacionarias continúa, “se alimentará la inmovilidad en las decisiones de política monetaria”. Esto, porque a raíz de la volatilidad, “no sólo resulta difícil realizar diagnósticos de tendencia inflacionaria, sino que sorpresas en el margen restarían convicción y alimentarían el ya instaurado disenso al interior del Consejo del BC”, señaló el banco.
Sin embargo, desde la otra esquina, Ogaz explicó que el dato más importante para el Banco Central es la trayectoria a dos años. “La volatilidad mensual sólo debería afectar si de verdad produce cambios importantes en las proyecciones de 12 meses y 24 meses”. Por esta razón, Ogaz acotó que “los cambios de un mes a otro no debieran afectar la política monetaria”.
Misma visión entregó Haindl, quien detalló que manejar la política monetaria es cómo manejar un barco, “al mover el timón hay un par de meses que pasan hasta que el barco se empiece a desviar”.
Publicar un comentario