2016/07/19

SII: 36.332 pymes urbanas todavía no implementan sistema de factura electrónica

El Servicio de Impuestos Internos informó que este sistema será obligatorio para este segmento a partir del 1 de agosto.Pulso  PULSO | ECONOMÍA

El Servicio de Impuestos Internos (SII) informó hoy que a dos semanas de cumplirse el plazo legal que obliga a las pequeñas y medianas empresas ubicadas en zonas urbanas a facturar electrónicamente sus operaciones, 36.332 contribuyentes pertenecientes a este segmento todavía no se han incorporado al sistema.

Cabe recordar que la Ley 20.727, estableció la incorporación paulatina de los distintos segmentos de empresa al sistema de facturación electrónica, en función de los ingresos percibidos durante el año calendario anterior o si la empresa se hallaba en zona urbana o rural.
De esta manera, las empresas de mayor tamaño están facturando electrónicamente desde noviembre del 2014 y los otros segmentos deben sumarse de manera paulatina hasta febrero de 2018
Por lo tanto, los contribuyentes obligados a emitir facturas electrónicas a contar del 1 de agosto de 2016, son las pequeñas y medianas empresas ubicadas en sectores urbanos, con ingresos mayores a 2.400 UF y menores a 100.000 UF., las que en total corresponden a 119.956 Pymes.
Los documentos que se deben emitir en formato electrónico son las facturas (exentas o afectas), facturas de compra, liquidación factura, nota de débito y nota de crédito. Las empresas obligadas a facturar electrónicamente desde el 1 de agosto no podrán emitir los documentos tributarios en papel autorizados previamente por el SII y deberán inutilizarlos.
Beneficios del nuevo sistema
El uso de la factura electrónica trae asociados múltiples beneficios, que permiten obtener mejoras en los procesos de negocios de los contribuyentes, ya que disminuye sustantivamente los costos de facturación y los tiempos de emisión y recepción de documentos en general, facilitando el comercio en el país. Esto trae consigo un aumento de la productividad y competitividad de las empresas.

Entre las ventajas destacan la mejora la rapidez y confiabilidad en el proceso de facturación, el ahorro de tiempo, ahorro de dinero, la disminución del riesgo de pérdida de documentos en papel y permite el almacenamiento de respaldos en formato digital, entre otros.
Publicar un comentario