2016/04/07

Reforma laboral sale del Congreso y oposición enfatizará ante TC argumento por “discriminación”

NM calificó el hecho como “un paso histórico”. La derecha impugnará titularidad, extensión de beneficios y negociación interempresa.

Por Narayan V. Caviedes
Reforma laboral sale del Congreso y oposición enfatizará ante TC argumento por “discriminación”
Cuatrocientos sesenta y cuatro días tardó el gobierno en aprobar la reforma laboral, el proyecto más emblemático de su agenda de cambios para el mundo del trabajo. Fue todo un recorrido que evidenció profundas diferencias al interior de la Nueva Mayoría y en el propio gobierno, que sólo pudieron ser resueltas gracias a la intervención de todo el comité político de La Moneda.
Ayer, en Valparaíso, la Cámara de Diputados y el Senado aprobaron, con el respaldo casi total de la Nueva Mayoría (sólo se abstuvieron tres diputados de la Democracia Cristiana) y el rechazo de la oposición, el informe de la comisión mixta y despacharon la reforma para su promulgación.
Sin embargo, este paso quedará suspendido temporalmente, ya que la derecha impugnará, en el Tribunal Constitucional (TC), cuatro tópicos del proyecto: la titularidad sindical, la extensión de beneficios, la negociación colectiva interempresa y el derecho de información.
El oficialismo concordó en destacar la aprobación de la reforma. “Es un paso histórico”, expresaron la ministra del Trabajo, Ximena Rincón, y el senador socialista, Juan Pablo Letelier.
“Es un avance sustantivo respecto de lo que hoy existe en derecho colectivos” y “se paga una deuda con el mundo del trabajo”, fueron otros conceptos pronunciados en el bloque oficialista.
Sin embargo, el proyecto que se aprobó tiene el sello de la moderación que introdujo el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, y un grupo de senadores de la Democracia Cristiana, tal como lo reconocieron varios legisladores del oficialismo. “(La reforma) abre el candado para cambiar el Plan Laboral de José Piñera, pero a medias”, señaló la senadora del PPD, Adriana Muñoz.
Desde la misma colectividad, el diputado Tucapel Jiménez expresó que “(el proyecto) no es todo lo que necesitamos, aunque la agenda laboral no termina acá”.
Quienes prefieren ver el vaso medio lleno destacan las nuevas instituciones que se incorporan a la legislación laboral, como la titularidad sindical, la extensión de beneficios, los pactos de adaptabilidad y el fin del reemplazo de trabajadores en huelga. Así lo manifestó el diputado DC, Patricio Vallespín, quien dijo que la reforma “altera un elemento fundamental del Plan Laboral: hoy el derecho a huelga efectiva está garantizado”.
Sobre las decepciones y diferentes opiniones en torno al proyecto, la ministra Rincón afirmó que “era imposible dejar a todo el mundo satisfecho, porque hay intereses que se afectan, pero lo importante es que los principios que inspiran la reforma se han respetado”.
Valdés complementó: “Aquí no todos lograron todo lo que querían. Tuvimos que buscar equilibrios para poder tener algo que, primero, tuviese suficientes votos; y, segundo, que sea bueno para la economía. Y eso es lo que hemos logrado”.
“Discriminación arbitraria”
La columna vertebral del recurso que hoy, a las 11.30 de la mañana en el TC, presentará la derecha será el concepto de “discriminación arbitraria”, según adelantó un parlamentario del bloque. La lectura de la oposición es que la titularidad sindical “margina” a los grupos negociadores y que la extensión de beneficios con la aprobación del empleador y el sindicato “obliga” a los trabajadores a ingresar al colectivo sindical para acceder a los frutos de una negociación colectiva, estableciendo trabajadores “de primera y segunda clase; los que están en el sindicato y los que no”.
“Si en una empresa hay mil empleados y el sindicato que agrupa a 50 logra ciertos beneficios, por qué los otros 950 no puede también recibirlos”, cuestionó el senador de Renovación Nacional (RN), Andrés Allamand.
El proyecto permite la extensión automática del reajuste por IPC, pero termina con la decisión unilateral del empleador de entregar todos los beneficios, ya que esa facultad se utilizaba como una práctica antisindical, según argumentó el oficialismo.
Consultado por el requerimiento que se presentará esta mañana, el ministro de Hacienda se mostró tranquilo. “Por supuesto que estamos preparados”, expresó el jefe del equipo económico del gobierno.
www.df.cl
Publicar un comentario