2016/03/23

Un repaso por los atentados islamistas en Europa

La Unión Europea ha sido objetivo del terrorismo islámico desde hace años.
ataques-terroristas-Francia-Bataclan-muertos-heridos-Paris_LNCIMA20151114_0138_5
El día de ayer, al menos 30 personas fallecieron y casi 200 resultaron heridas en un atentado múltiple en el aeropuerto y el metro de Bruselas. Este ataque localizado fue atribuído por el Estado Islámico (ISIS) mediante un comunicado.
Los de Bruselas —que implican, según las autoridades belgas, probablemente a atacantes suicidas — son los último ataques del yihadismo de una larga lista en Europa.
La Unión Europea ha sido objetivo del terrorismo islámico desde hace años. Este es un resumen cronológico de los últimos atentados.
  • Madrid, 11 de marzo de 2004
Una serie de explosiones coordinadas en trenes de cercanías que se dirigían a la estación de Atocha causaron la muerte de 192 personas y dejaron 1.857 personas heridas. En total, 10 explosiones en el mayor atentado ocurrido en España. La autoría de los atentados fue reclamada por afines a Al Qaeda, que aseguraron haberlos cometido por la intervención de España en la guerra de Irak.
  • Londres, 7 de julio de 2005
Cuatro terroristas suicidas se inmolaron en un ataque sincronizado perpetrado en la capital británica. Las explosiones se produjeron en el metro y un autobús en circulación, provocando la muerte de 52 personas y causaron 700 heridos. La autoría de los ataques fue reclamada por Al Qaeda.
  • Toulouse, 11 de marzo de 2012
Mohamed Merah, quien se describía como un simpatizante de Al Qaeda, de 23 años, asesinó a tres militares franco-magrebíes en Toulouse y Montauban (al sur de Francia) y después mató a tres niños judíos y a una profesora en una escuela de Toulouse. Aseguró que sus motivaciones eran vengar las muertes de niños palestinos en Gaza y protestar contra las acciones de Francia en Afganistán; también la prohibición de llevar velo integral en los lugares públicos franceses.
  • Londres, 22 de mayo de 2013
Michael Adebolajo y Michael Adebowale, de 29 y 22 años respectivamente, asesinaron con machetes y a plena luz del día en el barrio londinense de Woolwich al soldado británico Lee Rigby, de 25 años. Los atacantes, británicos de origen nigeriano, justificaron su acción como una defensa del islam y por la muerte de musulmanes en acciones militares occidentales.
  • Bruselas, 24 de mayo de 2014
El corazón de la Unión Europea sufrió un primer ataque cuando un hombre armado abrió fuego en el Museo Judío de la capital belga y asesinó a cuatro personas, entre ellos dos turistas de origen israelí. El sospechoso Mehdi Nemmouche, de nacionalidad franco-algeriana y excombatiente de la guerra siria, fue detenido posteriormente en territorio francés y deportado a Bélgica.
Dos hombres armados con Kaláshnikov entraron abriendo fuego en la redacción del semanario satírico Charlie Hebdo, conocido por sus caricaturas sobre el islam así como también de otras religiones. En el ataque murieron 12 personas, entre ellas ocho de los dibujantes y periodistas de la publicación y dos policías franceses. Un día después, el 8 de enero de 2015, un policía fue asesinado justo a las afueras de París y otras cuatro personas murieron después de que un hombre armado les tomase como rehenes en un supermercado judío. Ambos terroristas, que se vinculaban con el Estado Islámico y Al Qaeda, fueron abatidos por la policía.
  • Copenhage, 14 de febrero de 2015
Omar El-Hussein, un joven de 22 años, abrió fuego en un centro cultural de la capital danesa en el que se estaba debatiendo sobre el islam y la libertad de expresión. Un director de cine danés resultó muerto y tres policías heridos. Poco después, el terrorista asesinó a un guarda de seguridad judío que se encontraba a las puertas de la mayor sinagoga de la ciudad e hirió a otros dos policías.
Un grupo coordinado de terroristas islámicos perpetraron varios atentados sincronizados en la capital francesa. Hicieron estallar explosivos a las afueras del estadio de fútbol durante un partido entre las selecciones francesa y alemana, dispararon sus rifles de asalto en una concurrida zona de ocio de la ciudad y atacaron la sala de fiestas Bataclan. Los ataques coordinados se saldaron con 130 víctimas mortales y más de 350 personas heridas. El principal sospechoso de organizar la masacre, Salah Abdeslam, huyó del país y fue detenido el pasado viernes en Bruselas, tres días antes de los ataques de este martes en Bélgica.
Revise el artículo completo en El País.
Publicar un comentario