2016/03/10

Reforma laboral vuelve a tensionar el oficialismo: con votos DC y PPD revive en el Senado la huelga “pacífica”

El gobierno relativizó la falta de consenso y destacó el avance de la iniciativa. Hoy continúa la votación de los temas clave de la misma hasta su total despacho.

Por Narayan V. Caviedes
Reforma laboral vuelve a tensionar el oficialismo: con votos DC y PPD revive en el Senado la huelga “pacífica”
La "mano" de los parlamentarios "díscolos" de la Democracia Cristiana se notó en la votación de la reforma laboral. Aliados con la oposición, en algunos casos, o con el oficialismo, en otros, los senadores Jorge Pizarro, Andrés Zaldívar, Manuel Antonio Matta y los hermanos Patricio e Ignacio Walker, lograron ayer el respaldo suficiente para despachar varias concesiones que La Moneda entregó, para asegurar justamente su apoyo al proyecto.

Por ejemplo, aliados con la derecha, los díscolos de la DC aprobaron el artículo 297, que permite al empleador solicitar a la Dirección del Trabajo la disolución de un sindicato, por incumplimiento de sus obligaciones, norma que "se presta para prácticas antisindicales", según el resto de la Nueva Mayoría, que votó en contra.

También con el voto favorable de la oposición y los hermanos Walker, Zaldívar y compañía, el gobierno logró la aprobación del artículo 334, que permite a las empresas donde no existe un contrato colectivo vigente, fijar un período de hasta 60 días para impedir el inicio del proceso. Nuevamente, el resto del oficialismo se opuso a esta disposición.

Sin embargo, el peso de los "indisciplinados" se constató con más fuerza cuando la sala del Senado aprobó dos indicaciones formuladas, una, por parlamentarios de la oposición; y otra, por senadores de la DC, que establecen que el derecho a huelga y la negociación colectiva se deben ejercer de forma pacífica.

Ambas mociones, que contaron también con el respaldo de los senadores del PPD, Felipe Harboe y Eugenio Tuma, fueron criticadas por el resto de la Nueva Mayoría. Uno de ellos, el parlamentario Ricardo Lagos Weber, responsabilizó al gobierno: "Lo que generó este debate fue la forma en que venía redactado el proyecto, originalmente. El Ejecutivo propuso el concepto y luego no perseveró".

Consultada por el cuestionamiento, la ministra del Trabajo, Ximena Rincón, sostuvo que "la huelga pacífica está recogida en nuestra legislación, en el derecho positivo. Por tanto, nos parece absolutamente innecesario insistir en una norma que no aporta".

Pese a la evidente influencia de los díscolos de la DC y el PPD, la ministra Rincón relativizó "el equilibrio precario" que existe en el Senado, como advierten varios legisladores oficialistas. "Hemos escuchado durante estas semanas sobre una división completa de la Nueva Mayoría, pero en la sala vamos aprobando con amplio respaldo el proyecto del Ejecutivo", aseguró.
Polémica por sindicatos pyme

"Este acuerdo refleja que el Congreso es un buen lugar para conversar". Esta frase, pronunciada por el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, el 15 de septiembre del año pasado, fue recordada por la derecha para fustigar al gobierno por no respetar el compromiso de elevar de 8 a 25 el quórum para la constitución de sindicatos en empresas de hasta 50 trabajadores, pacto que también fue respaldado por el ministro de Economía, Luis Céspedes, y varios legisladores oficialistas.

Luego de un intenso debate, el Senado respaldó, con 26 votos a favor y 3 en contra, lo aprobado por la comisión de Trabajo, que establece en 50% la representatividad que debe tener un sindicato para su constitución, en empresas de hasta 50 trabajadores, con un mínimo de 8 empleados que lo conformen.

Algo más "usual" fue el despacho del artículo 221 sobre constitución y fueros sindicales. También de forma unánime se aprobaron las normas generales de la negociación colectiva, como la exclusión de negociar para los representantes del empleador y personal de confianza, y las reglas de funcionamiento de la comisión negociadora sindical.

Con amplio respaldo se aprobaron también las disposiciones sobre constitución y funcionamiento de sindicatos, de federaciones y confederaciones, y la creación del Fondo de Formación Sindical y del Consejo Superior Laboral.

Lo mismo ocurrió en el artículo de prácticas antisindicales. Según el consenso de la NM, esta votación se debiera replicar con la norma que permite a una empresa mandante contratar los servicios de otra firma, cuando la compañía subcontratista esté en huelga, que al cierre de esta edición aún no se votaba.

La lectura del oficialismo es que los artículos sobre "adecuaciones necesarias" en la huelga y la titularidad sindical con extensión de beneficios "también deberían ser aprobados", aunque con algunos votos en contra y abstenciones al interior del oficialismo.

Más dudas despertaba la enmienda sobre negociación colectiva interempresa.
www.df.cl
Publicar un comentario