2016/03/14

Cuál es la diferencia entre el aceite de oliva extra virgen y el normal

Sepa cómo elegir el aceite adecuado.
aceite_rtve
El aceite de oliva es conocido por ser más sano que el aceite de maravilla, y en general se suele recomendar el extra virgen, pero ¿por qué?, ¿sabemos diferenciar un aceite extra virgen de uno normal?
Hay que comenzar diciendo que no todos los aceites de oliva son iguales. Estos aceites son elaborados con el jugo extraído de la aceituna después de un proceso de decantado y centrifugado para separar el agua de aceite.
Aceite de oliva extra virgen
Refleja los aromas y sabores propios de la variedad de aceituna de la que proviene y de la tierra donde se ha cultivado, no puede presentar defectos y su acidez máxima no debe ser superior a 0,8º.
Aceite de oliva virgen
Posee una acidez igual o inferior a 2º y puede presentar unos pocos defectos que no siempre detecta el consumidor. En ambos casos hay monovarietales y coupages o, lo que es lo mismo, aceites elaborados a base de una sola variedad o con mezcla de ellas.
Aceite de oliva lampante
Con una acidez que supera los 2º, se llama así porque, en la antigüedad, era el que se empleaba para las lámparas de aceite que iluminaban los hogares. Es claramente defectuoso y no es comestible. De hecho, puede contener elementos extraños y para su consumo debe ser sometido a un proceso de refinación.
Aceite de oliva refinado
Tras la refinación del lampante, el resultado es un aceite inodoro, incoloro, insípido y sin propiedades. Esto cambia con la adición de una proporción de virgen.
Aceite de oliva (a secas)
Es la mezcla de virgen (no lampante) y de oliva refinado. Atención: es el aceite líder en ventas en el mercado.
Revise el artículo completo en ABC.
Publicar un comentario