2016/02/01

Iowa marca punto de partida para nominación de los candidatos presidenciales en EEUU

En el campo demócrata, la ventaja de Clinton sobre Sanders se ha reducido en las últimas semanas. En los republicanos se espera que el claro ganador sea Donald Trump.

La carrera por la nominación demócrata y republicana a la presidencia de Estados Unidos se inicia oficialmente hoy, cuando los candidatos que aspiran a la Casa Blanca se midan en el primer caucus -o primaria- en el estado de Iowa. En la disputa oficialista lidera la ex secretaria de Estado Hillary Clinton, mientras que en las filas republicanas corre con ventaja el candidato rupturista, el magnate Donald Trump. En un último esfuerzo, los aspirantes se volcaron en los días recientes a captar los apoyos en el estado.
PredictWise es un proyecto liderado por David Rothschild, economista de Microsoft Research en Nueva York, quien predijo exitosamente el ganador de 21 de 26 votaciones de primarias en 2012, incluyendo a Iowa.
Esta vez, realizando un agregado de varias predicciones del mercado, le otorga un 56% de posibilidades a Donald Trump de ganar el caucus. Después de favorecer al senador por Texas Ted Cruz (quien tiene actualmente un 38% de posibilidades) por la mayor parte de diciembre y principios de enero, los mercados se volcaron hacia Trump. Rothschild explica que “están mirando otros factores que van más allá de las encuestas, como las presiones del gobernador de Iowa en contra de Ted Cruz, el tema de cómo podría votar la gente estratégicamente, y de dónde quiere mostrar su apoyo el establishment antes de las primarias de New Hampshire”.
En el lado demócrata, Rothschild ve una ventaja más clara de Hillary Clinton, con un 68% de posibilidades de ganar en Iowa. “Los mercados nunca tuvieron a Bernie ganando”, pese a alzas recientes en las encuestas, destaca. Eso pasa por un “sentimiento fuerte de que Hillary está cimentando la estrategia en Iowa, además de los apoyos que ha recibido”.
Las búsquedas de Google de los habitantes de Iowa muestran que Trump es quien corre con ventaja entre los republicanos: es el candidato más buscado cada día de la última semana. El magnate representó un 46% de las búsquedas entre “los candidatos más buscados”. En el Partido Demócrata, Sanders lidera las búsquedas de la última semana, con un 52% de interés en Iowa, frente a un 42% de Clinton.
El sitio RealClearPolitics, que agrega encuestas, da a Trump el liderazgo entre los republicanos, con un apoyo de 31,4%, seguido por Cruz con un 25,2%. En las filas demócratas, Clinton lidera en Iowa con 46,8%, sólo 2,5 puntos más que Sanders.
Pero pese a que Clinton ha reducido su ventaja frente a Sanders -RealClearPolitics le daba 22,8 puntos de ventaja a la ex primera dama en el caucus de Iowa hace cinco meses- la mayoría de los analistas y encuestas la dan por ganadora. La sorpresa, hasta ahora, se produciría en el partido opositor.
El factor Trump
En el Partido Republicano la ventaja la tiene Trump, quien sigue rompiendo esquemas con su postulación a la casa de gobierno. El jueves hizo un boicot a un debate con sus rivales republicanos a la Casa Blanca en Des Moines, la capital de Iowa, y pese a ello logró robar la atención. En lugar de asistir al séptimo debate republicano, la ex estrella de reality realizó un evento paralelo en la ciudad en donde, según él, recaudó US$ 6 millones para los veteranos estadounidenses.
Mientras sus rivales se enfrentaban para definir quién está mejor posicionado para desafiar a Trump por la nominación, datos entregados por Google durante el debate mostraron que el magnate los eclipsó a todos en número de búsquedas.
Incluso si Trump pierde en Iowa –está en una carrera cerrada con el senador Ted Cruz en el estado- las encuestas muestran que corre con una amplia ventaja en New Hampshire y Carolina del Sur, los próximos estados donde se realizarán elecciones de nominación.
La mayoría de las encuestas le dan un 30% del electorado primario republicano, y es poco probable que esos votantes cambien su preferencia hacia otra persona.
Hasta ahora, Trump ha sacado provecho de las crecientes tensiones internas en el Partido Republicano entre los conservadores y el establishment de Washington. Tensiones que aumentaron desde que surgió el movimiento del Tea Party durante el primer período de presidencia de Barack Obama, catapultando a candidatos como los senadores Ted Cruz, Marco Rubio y Rand Paul.
La irrupción de Trump creó nuevas fisuras dentro del partido. La pregunta ahora es si, luego de conocidos los resultados de Iowa, el establishment republicano se volcará a apoyar a Trump o seguirán refiriéndose a él como un outsider, aunque el rupturista sea quien hasta ahora cuenta con ventaja para convertirse en la carta republicana a la Casa Blanca.
Imagen foto_00000002

www.df.cl
Publicar un comentario