2016/02/01

Cae puntaje de Chile en ranking de libertad económica, aunque se mantiene como líder latinoamericano

Estudio destaca la capacidad de adaptación a los shocks externos del país y muestra una mejora en el indicador de ausencia de corrupción, aunque los casos que estallaron en 2015 golpearon la confianza de los inversionistas.
Por A. Murga y B. López-Palop
Cae puntaje de Chile en ranking de libertad económica, aunque se mantiene como líder latinoamericano
Por quinto año consecutivo, Chile es líder en Latinoamérica y el Caribe en libertad económica. Así lo refleja el índice de la Fundación Heritage, en cuya versión 2016 , el país mantiene la séptima posición entre las 178 economías evaluadas. Su puntaje, sin embargo, vuelve a caer, pasando de 78,5 a 77,7 puntos, alejándose más del máximo histórico de 79 puntos que obtuvo en 2013.
“Pese a la reciente caída, sigue siendo uno de los líderes a nivel global en libertad económica”, subraya el informe. “La flexibilidad y la apertura le han dado una impresionante capacidad para ajustarse a shocks externos”.
Sin embargo, indican los expertos, “existen muchas medidas adoptadas en los años recientes que amenazan la bien establecida tradición de libertad económica de Chile”. “Junto con la introducción de impuestos redistributivos, el impuesto a las sociedades se ha incrementado y está programado que se aumente más aún. Las reformas laborales se han centrado en el incremento del salario mínimo y en el fortalecimiento de la negociación sindical”, agregó el reporte.
El análisis de la Fundación Heritage destaca que en 2015, la figura de la presidenta Michelle Bachelet se vio afectada “por un escándalo de corrupción que involucró a su hijo y a su nuera, por un inusual préstamo bancario realizado al día siguiente de la elección presidencial de 2014”. Además, el reporte agrega que “las preocupaciones sobre los aumentos de impuestos y la reforma educativa que reducen la opción de elegir, han disminuido tanto la inversión como la confianza de los inversionistas”.
Más libertad de comercio
De las diez libertades económicas que se analizan en el índice, Chile mejoró en tres: libertad de negocios, de comercio y ausencia de corrupción.
El puntaje en libertad de negocios avanza casi tres puntos y 16 posiciones, hasta el puesto 53. En libertad de comercio, con 4,4 puntos más, Chile sube al puesto 44 desde el 60. De esta última, el informe destaca que la mayoría de las importaciones pueden ingresar libres de aranceles y las barreras comerciales se han reducido a través del acuerdo de la Alianza del Pacífico con Colombia, México y Perú.
También mejora, un puesto, el indicador de ausencia de corrupción. Aunque Chile sigue siendo “el país menos corrupto de Sudamérica”, la combinación de escándalos que estallaron en el país durante 2015 “han sacudió la confianza de los inversionistas”, señala el reporte.
Cae libertad de inversión
Las mejoras se ven ligeramente empañadas por el empeoramiento en seis de las diez libertades estudiadas.
La libertad de inversión pierde cinco puntos y ocho posiciones respecto a la versión anterior, cayendo al puesto diez del ranking. “La inversión extranjera en algunos sectores de la economía puede ser supervisada por el gobierno”, apunta.
También cae el puntaje de la libertad fiscal (-1,7 puntos), arrastrando ocho posiciones al marcador. “La tasa impositiva máxima sobre los ingresos personales sigue en 40%, pero la tasa impositiva a las empresas ha incrementado de 20% a 22,5%”, agrega.
En cuanto al gasto del gobierno, que se mantiene en el puesto 37 pero empeora dos décimas en puntaje, la fundación señala que “el gasto del gobierno ha generado un pequeño déficit”, aunque la deuda pública “se mantiene bajo control”.
A este respecto, Libertad y Desarrollo (LyD) destaca que la reforma tributaria aprobada en 2014 ya ha comenzado a afectar la posición de Chile en el ranking a través del indicador de Tamaño del Gobierno.
En su opinión, este indicador empeorará en las próximas mediciones “a medida que las tasas y la carga aumenten” según el cronograma de la reforma. El proceso de deterioro “podría detenerse en 2020”, si no hay un incremento en el gasto público, apunta LyD.
Comparación regional
Con 77,7 puntos, Chile destaca no sólo como la única economía sudamericana entre los diez primeros puestos, sino también porque sólo Colombia, Uruguay y Perú se ubican entre los 50 primeros del ranking, y en posiciones muy alejadas. Respecto al año pasado, sólo Uruguay mejora (dos puestos, al 43), pero los socios de la Alianza del Pacífico empeoraron: Colombia pierde cuatro posiciones y baja al puesto 33; Perú, con dos menos, pasa al 47; y, México, tres menos, queda en el puesto 62.
“Los fundamentales de una democracia de libre mercado con buen funcionamiento siguen siendo frágiles en la región”, explica la Fundación Heritage.
Entre los diez últimos puestos de la tabla están Argentina y Venezuela, dos economías consideradas como “controladas” por el Índice. “La economía argentina sigue ahogada por el flagrante desprecio por los fundamentos básicos del Estado de Derecho y los límites del gobierno”, dice el informe del país, que registra su peor puntaje histórico en libertad económica.
LIBERTAD ECONÓMICA MUNDIAL REGISTRA SU NIVEL MÁS ALTO EN 22 AÑOS
Entre julio de 2014 y junio de 2015 -período que recoge el Índice Libertad Económica 2016-, muchos países tuvieron que lidiar con dificultades políticas y cuestiones de seguridad y la economía mundial todavía se estaba recuperando de la crisis financiera y la recesión generalizada. Pese a este contexto, la libertad económica mundial continuó avanzando.
La libertad económica mundial subió tres décimas a un nivel récord de 60,7, el más alto jamás registrado en los 22 años de la historia del índice. El aumento de este año fue impulsado por las mejoras en la mitad de las diez libertades económicas analizadas. La libertad de inversión mejoró en un punto de media, mientras que las valoraciones para el control del gasto público y la ausencia de corrupción fueron superiores en 0,8 y 0,7 puntos, respectivamente. También la libertad monetaria y de comercio registraron mejoras leves.
Las ganancias totales, sin embargo, fueron frenadas por una pérdida significativa en la libertad laboral. La puntuación media se redujo en 1,6 puntos, reflejando unas condiciones de empleo aún estancadas en todo el mundo.
De las 178 economías clasificadas en el índice, cinco (Hong Kong, Singapur, Nueva Zelanda, Suiza y Australia) fueron consideradas "libres", con puntuaciones por encima de 80; otras 33, "mayoritariamente libres"; 54, "moderadamente libres", y 62, "mayoritariamente no libres". Hay 24 países con menos de 50 puntos, que fueron calificadas como "reprimidas". Entre ellas aparecen Bolivia, Argentina y Venezuela.
Niveles variables
Entre las seis regiones, los niveles medios de libertad económica son muy variables. Norteamérica y Europa continuaron registrando los puntajes más altos: 72,9 y 66,9, respectivamente. El Medio Oriente y el Norte de África, a pesar de la crisis económica y política en varios de sus países, logran una puntuación ligeramente por encima de 60, mientras que América del Sur, Central y Caribe, Asia-Pacífico y África subsahariana no pasan de 60.
A pesar de los diversos niveles, la relación entre libertad económica y prosperidad es válida en todo el mundo cuando los niveles de ingresos per cápita son consistentemente mayores en los países que son económicamente más libre. "La razón es clara: los gobiernos que respetan y promueven la libertad económica proporcionan el mejor entorno para la innovación y el progreso, y es a través de estos que la humanidad crece en prosperidad", indica el informe.
FRANCISCO KLAPP: ALZA DE LA CARGA TRIBUTARIA EN CHILE "HACE BASTANTE PREDECIBLES NUEVOS DETERIOROS"
- Chile mantiene su posición, pero obtuvo un menor puntaje. ¿Cómo lee estos resultados?

- No sólo este año Chile ha obtenido un menor puntaje, sino que desde 2003 ha venido cayendo y eso es preocupante puesto que este índice correlaciona con otros indicadores. En general, países que están más arriba en este índice tienden a ser más prósperos, con menos pobreza, con democracias más sólidas, y, ver que Chile empeora me preocupa porque también está asociado a un deterioro en estas otras variables que reflejan mejor la calidad de vida de las personas.

- Donde más cae Chile es en derechos de propiedad. También en libertad de inversión...

- Chile cae en varias variables y en algunas vemos con claridad que vamos a seguir cayendo. Por ejemplo, cuando hablamos de tamaño del gobierno, sabemos que la reforma laboral va a continuar aumentando la carga tributaria en los próximos años, por lo que es bastante predecible nuevos deterioros de aquí a 2020. Lo mismo en eficiencia regulatoria, los aumentos de salarios mínimos muy por encima de la productividad nos han llevado a detrimentos, y las discusiones sobre la reforma laboral probablemente nos traerán deterioros futuros.

- El informe destaca la "contaminación" de la presidenta Bachelet por el caso Caval...

- Chile históricamente venía ranqueando muy bien en los índices de corrupción. Entonces, entiendo la preocupación, porque el país mejor clasificado de Latinoamérica puede deteriorarse en cuanto a la percepción de corrupción.

- A nivel global, ¿estamos ante un buen año?

- El índice a nivel mundial ha vuelto a avanzar después de la crisis financiera global de 2009, lo que es una noticia muy positiva. Luego de la crisis hubo una sobrerregulación, un mayor crecimiento del tamaño del Estado. Eso ahora está tendiendo a revertirse y eso es lo que captura este informe.
Imagen foto_00000015
 Imagen foto_00000014

www.df.cl
Publicar un comentario