2016/02/01

Besalco analiza expansión a Uruguay o Brasil de la mano de forestales chilenas

“Es una materia que está permanentemente en análisis. Aún no hemos encontrado la oportunidad correcta, pero nos mantenemos atentos”, dijo el gerente.

Por Hernán Vargas S.
Besalco analiza expansión a Uruguay o Brasil de la mano de forestales chilenas
La constructora Besalco, controlada por la familia Bezanilla, está mirando opciones de crecer en Sudamérica. Si ya están presenten con el negocio inmobiliario en Perú y Colombia, ahora estudian arribar a Uruguay o Brasil en el mercado de servicios de maquinarias al sector forestal, una de las principales industrias para este segmento de negocios de la firma.
Consultado sobre esta posibilidad, considerando que compañías nacionales como Arauco y CMPC están presentes en estos mercados, el gerente general de Besalco, Paulo Bezanilla, respondió que “es una materia que está permanentemente en análisis. Aún no hemos encontrado la oportunidad correcta, pero nos mantenemos atentos”.
En 2015, la línea de servicios de maquinarias le reportó US$ 105 millones en ingresos, correspondiente al 19% del total de la facturación total. A su vez, el aporte a las ganancias de este segmento alcanzó US$ 6 millones, en un ejercicio en el que reportaron US$ 21,5 millones de utilidades en total.
Para este segmento de Besalco, la minería ha sido fundamental, pero el bajón de la industria también los ha hecho mirar otros sectores. En el forestal, la compañía ofrecer servicios de cosecha motorizada de bosques, además de la carga y transportes de rollizos de madera.
“Dada la realidad actual de la baja del precio del cobre, la flexibilidad de Besalco toma especial relevancia. La empresa ha podido migrar a otros mercados donde cuenta con amplia experiencia”, señala Bezanilla.
En el mercado uruguayo, por ejemplo, está presente Arauco con Montes del Plata -en sociedad con Stora Enso-, que significó una inversión de más de US$ 2.200 millones. CMPC, a su vez, ha realizado inversiones similares en Brasil.
Ojo en concesiones
El ejecutivo también fijó sus prioridades en concesiones, adelantando que estudian la relicitación de Nogales-Puchuncaví, obra que requiere US$ 210 millones de inversión. “Y estamos interesados en evaluar el resto de la cartera conforme se vayan conociendo las bases de licitación”, dijo.
Según información del Ministerio de Obras Públicas (MOP) a marzo de 2017 llamará a licitación, entre otros, a proyectos como el segundo tramo de Américo Vespucio Oriente (US$ 800 millones), el Camino de la Fruta (US$ 600 millones) y la Ruta de Nahuelbuta (US$ 254 millones).
Eso sí, en la primera gran licitación, la del Embalse Punilla -por US$ 500 millones- un consorcio en el que participaba Besalco estuvo precalificado, pero no presentó oferta. “Además de ciertos riesgos ambientales, según nuestros estudios, los costos del proyecto no dejan espacio para una relación razonable entre riesgo y retorno, por lo que se prefirió no presentar oferta”, explicó.
Pese a esto, las concesiones no pierden su relevancia como negocio para la firma. Tanto, que exploraron opciones fuera del país, principalmente en Perú, y no descartan hacerlo en Colombia. De todos modos, Bezanilla señala que “Besalco es una empresa nacional y nuestro interés es privilegiar el crecimiento en Chile, en la medida en que el clima de negocios lo permita y las oportunidades existan”.
Inmobiliario histórico
Un negocio que destacó en 2015 fue el inmobiliario, donde la vara quedó alta para este ejercicio. Tuvieron ventas por US$ 123 millones y las ganancias atribuibles a la controladora llegaron a US$ 10,5 millones, equivalente a un aumento de 64%.
¿Mantendrán ese desempeño este año? “Creemos que sí, ya que aproximadamente el 90% de la venta proyectada para Besalco Inmobiliaria en 2016 se encuentra con promesas de compraventa, con lo que las transacciones proyectas para este año debieran ser iguales o superiores a las de 2015”, dice Bezanilla.
Y tienen confianza en el mercado, al menos así lo demuestra el crecimiento que han tenido los permisos de edificación, los que, explica Bezanilla, corresponde sólo a casas “cuyo desarrollo se hace en etapas, y permite una respuesta muy rápida frente a cambios de la demanda”.

EL VUELCO DE LOS RESULTADOS
Paulo Bezanilla está contento con el vuelco de los resultados que tuvo la empresa en 2015, pasando de pérdidas a utilidades. Explica que una de las claves fue la reestructuración realizada en el área de Construcciones -que incluyó cambio de ejecutivos- y que le permitió crecer 34% en ventas. Otro de los puntales fue maquinarias, línea que desarrolló, dice el ejecutivo, "un fuerte de control de costos y una intensa labor comercial, logrando una buena utilidad en el año, con una estabilización del backlog".

Mientras que para Besalco Inmbiliaria señaló que "la filial duplicó sus ventas de 2014, creciendo más que el promedio del mercado, mantuvo sus márgenes y contuvo el crecimiento de sus gastos".
Imagen foto_00000001

www.df.cl
Publicar un comentario