2016/01/06

Suben a cuatro las subsecretarías vacantes y gobierno desdramatiza efectos en su gestión

Mientras el ministro Jorge Burgos le restó importancia al tema, expertos advierten una suerte de “desafección” con la administración de Michelle Bachelet.

Por Fernando Duarte M.
Suben a cuatro las subsecretarías vacantes y gobierno desdramatiza efectos en su gestión
Cuatro carteras sin subsecretarios. Ese fue el saldo que dejó la renuncia de Katia Trusich al ministerio de Economía y que se sumó a las salidas que ya han sufrido Salud, Cultura y el Servicio Nacional de la Mujer (Sernam).
Pese a que dos de esas reparticiones llevan casi dos meses sin ser llenadas, y la otra poco más de una semana, ayer el ministro del Interior, Jorge Burgos, le restó importancia al tema.
“(El lunes) se produjo la renuncia de la subsecretaria de Economía, hay otras más, y lo más probable es que la Presidenta en un tiempo razonable resuelva en conjunto”, dijo el jefe de gabinete.
Y agregó: “Mientras tanto, obviamente las subsecretarías están actuando plenamente con las subrogancias legales que corresponden. En consecuencia, no se puede hablar de acefalías”.
Si bien Burgos reconoció que hay que nombrar nuevos subsecretarios, insistió en que cada una de las instituciones está funcionando y que la situación actual “no afecta la conducción” del Ejecutivo.
Desafección con el programa
Sin embargo, algunos analistas difieren de la apreciación del ministro del Interior y señalan que la situación es preocupante.
Es el caso del decano de la facultad de Gobierno de la Universidad del Desarrollo (UDD), Eugenio Guzmán, quien lamentó lo que ha ocurrido en estos meses en La Moneda.
“Con la elección del contralor y el fiscal nacional pasó un poco lo mismo, pero acá es más grave porque hay muchos proyectos que se empiezan a atrasar y decisiones que se dejan de tomar porque hay funcionarios de segunda o tercera línea asumiendo esas responsabilidades”, explicó.
El docente dijo además que situaciones como éstas pueden generar que la población se pregunte ¿Si no se llenan, son necesarios estos cargos?
“Y la respuesta es sí, porque hay muchos programas que pueden no estar ejecutándose en este escenario”, agregó Guzmán.
El decano de la Facultad de Ciencias Políticas y Administración Pública de la Universidad Central, Marco Moreno, tiene una visión aún más pesimista.
Y es que para el profesional, las renuncias de los ahora ex subsecretarios, hablan de una “desafección” de quienes se comprometieron a sacar adelante el programa de gobierno de la presidenta Michelle Bachelet.
“Varios jefes de servicio ya no se sienten comprometidos con el proyecto y eso tiene que ver con una fatiga de la tecno burocracia en la Nueva Mayoría que no quiere abandonar su zona de confort”, comentó el experto.
Además, agregó, las salidas están relacionadas en que existe “incertidumbre” respecto del rumbo que tomará o está tomando la administración Bachelet.
¿Cambio de gabinete?
En este último punto coincidió Eugenio Guzmán, quien destacó que hay un déficit en torno a las decisiones en el gobierno.
“No hay claridad de hacia dónde se quieren dirigir y qué capacidad tienen de hacerlo, porque las reformas (tributaria y de educación) partieron de una forma, pero terminaron de otra”, subrayó el decano de la UDD.
Un poco más cauto fue el profesor de la Escuela de Gobierno de la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI), Cristóbal Bellolio, quien señaló que el tema no parece tan dramático tomando en cuenta que hay subsecretarios subrogantes.
“Pero entiendo que siempre un titular va a estar más empoderado”, advirtió el académico.
Sin embargo, para Bellolio febrero es un mes menos activo y tal vez sea una buena instancia para nombrar nuevas autoridades.
“Creo que la Presidenta teme que le estallen más problemas, como sucedió con la elección de algunas autoridades en un principio, así que supongo que por eso se está tomando su tiempo”, explicó.
Y añadió: “Es mejor demorarse más y que alguien por mientras haga la pega, que hacer un mal nombramiento”.
Pero para Marco Moreno, la lentitud a la hora de nombrar nuevas autoridades tiene que ver con una cuestión más arriesgada. “Acá hubo un problema de diseño y es necesario cuadrar la caja con los partidos políticos, así que apuesto por un cambio de gabinete, que también tiene que ver con el inicio de un ciclo electoral”, afirmó.
En ese contexto, señaló que la experiencia política será clave para llegar en buenas condiciones a septiembre de este año, cuando se realice una nueva elección municipal.
www.df.cl
Publicar un comentario