2016/01/06

Oposición venezolana toma el control del parlamento por primera vez en 17 años

Presidente de la Asamblea Nacional afirma que impulsarán un proceso constitucional, electoral y pacífico para cambiar el gobierno de Maduro en seis meses.

Por Ainhoa Murga
Oposición venezolana toma el control del parlamento por primera vez en 17 años
La Asamblea Nacional venezolana realizó ayer una histórica sesión de instalación en la que, por primera vez en 17 años, el oficialismo inició una nueva legislatura en minoría frente al grupo de oposición. Con 112 diputados electos en los comicios de diciembre, la Mesa de Unidad Democrática (MUD) marcó un hito en el panorama político del país y estableció entre sus prioridades el control y la supervisión del gobierno, postura que deja sentadas las bases para potenciales enfrentamientos con los distintos poderes controlados por el gobierno de Nicolás Maduro en un país sumido en una profunda recesión.
Con los venezolanos tomando las calles de Caracas desde primera hora de la mañana, la jornada estuvo marcada por los enfrentamientos entre los militantes de ambos bloques y por la fuerte presencia militar que, según Maduro, garantizaría el desarrollo pacífico del acto.
Antes de mediodía, los diputados electos ingresaron a la sede de la Asamblea Nacional. La sesión fue dirigida por el parlamentario de mayor edad, el diputado del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) Héctor Agüero, el líder de Acción Democrática, y Henry Ramos Allup, juró “ante Dios y la patria” como nuevo presidente de la cámara.
El nombramiento de Ramos se realizó con el voto de 109 de los miembros de la MUD, ya que las credenciales de tres diputados opositores electos están siendo revisadas por el Tribunal Supremo de Justicia a consecuencia de la impugnación de los resultados electorales de varias provincias realizada la semana pasada por el gobierno. Ramos tomó juramento a 163 de los diputados electos, descontando los cuatro impugnados por la región de Amazonas, los tres de la MUD y uno del PSUV.
La tensión en el hemiciclo, sin embargo, estalló cuando el diputado opositor Julio Borges se refirió a la cámara para explicar algunas de las iniciativas que la MUD impulsaría en el corto plazo. Los 55 diputados electos del PSUV abandonaron la sesión de instalación a modo de protesta y acusando de incumplimiento del Reglamento de Interior y Debates que rige el funcionamiento de la Asamblea. Según el ex presidente de la Asamblea Diosdado Cabello, la bancada de la MUD incurrió en “una violación flagrante” del reglamento pues “esta sesión es de instalación y no estaba previsto ningún derecho de palabra adicional”. Cabello agregó que la salida en bloque de la cámara no era “capricho”, ya que antes habían hecho un reclamo formal para “que se cumpliera el reglamento pero él (Ramos Allup) hizo caso omiso”. “Tienen la mayoría ahora”, afirmó Cabello a periodistas al salir del edificio de la Asamblea. “Pueden intentar hacer lo que quieran, pero nosotros vamos a defender la revolución”.
Prioridades de la MUD
El primer punto de la agenda de la MUD es promulgar una ley de amnistía por la que se liberarán a los 76 presos políticos actualmente encarcelados, entre ellos el líder opositor Leopoldo López. Su esposa, Lilian Tintori, asistió ayer a la ceremonia y, en declaraciones a CNN, urgió al nuevo congreso a trabajar con todos los venezolanos y poner fin a las hostilidades.
Según explicó Ramos, la Asamblea trabajará en un mecanismo por vía constitucional para cambiar el gobierno en un plazo de seis meses a contar desde el 5 de enero y que hay una batería de leyes que se aprobarán de forma paralela. “Tenemos capacidad para despacharlas todas en un corto plazo. Vamos a sesionar varias veces a la semana. Esta tiene que ser una cámara para el trabajo”, afirmó el presidente de la cámara.
Entre estas medidas, Borges adelantó que la MUD buscará sacar de la recesión a un país golpeado por la caída del petróleo y ahogado por las restricciones en productos básicos. El Fondo Monetario Internacional estima que el PIB del país se contraerá 10% en 2015 y los expertos apuntan a una inflación de 124%. Desde la bancada chavista, Cabello aseguró que apoyarán el decreto de emergencia económica que evalúa presentar Maduro para abordar la crítica situación del país.

AUMENTA RIESGODE HIPERINFLACIÓN

La decisión del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, de restar poderes al banco central incrementa las perspectivas de que el país caiga en hiperinflación, señalan los analistas según Financial Times. La estrategia es el último movimiento del chavismo tras la pérdida del control del parlamento. El decreto presidencial, aprobado el 30 de diciembre (antes de que sus facultades especiales para legislar expiraran), elimina la escasa independencia que tenía el organismo y saca del parlamento mecanismos de control, incluida la designación del directorio. "El control presidencial total sobre el banco central es la última herramienta para que Venezuela caiga en hiperinflación", dijo Francisco Monaldi, economista venezolano y profesor en Harvard. "Ha hecho del banco central su ministerio personal en un país donde la constitución establece la independencia del organismo". El gobierno afirmó el mes pasado que la inflación estaría cerca del 100%, pero los expertos apuntan más bien a una cifra que sería el doble.
www.df.cl
Publicar un comentario