2016/01/05

La polémica portada de Charlie Hebdo a un año del atentado

La revista francesa sacará el miércoles un número especial reivindicando su supervivencia frente al fanatismo religioso a un año del atentado yihadista contra su redacción.
El 7 de enero de 2015, el semanario francés Charlie Hebdo sufrió un atentado yihadista contra su redacción, donde fueron asesinadas 12 personas, entre ellas dibujantes y viñetistas, y otras 11 quedaron heridas, provocando conmoción mundial.
A pesar del ataque terrorista, Charlie Hebdo siguió con sus entregas semanales, y a un año del atentado, tendrá un número especial con el doble de páginas y un duro editorial escrito por el director.
"Un año después, el asesino sigue corriendo" se lee en la portada, sobre una caricatura de un dios que va corriendo con las manos manchadas de sangre y un kalachnikov a la espalda.
portada-revista-charlie-hebdo--620x800
La editorial está escrita por su director, Laurent Sourisseau, conocido como Riss, uno de los sobrevivientes del ataque terrorista y autor de la portada.
Riss recuerda el "inmenso silencio" que invadió la sala de redacción aquella mañana después del "ensordecedor ruido de unos sesenta disparos en tres minutos". Fue ese silencio el que le confirmó la muerte de sus compañeros, entre ellos Charb y los veteranos caricaturistas Cabu y Wolinski.
"Cuando al fin un bombero me ayudó a levantarme, tras haber tenido que pasar por encima del cuerpo de Charb tumbado a mi lado, evité volver la mirada hacia la sala para no ver a los muertos de Charlie. Para no ver la muerte de Charlie".
"¿Cómo hacer un periódico después de todo eso? Lo que hemos vivido desde hace 23 años es lo que nos da la rabia" para continuar, dice. "No son dos capullos encapuchados quienes van a tirar por el suelo el trabajo de nuestras vidas. No son ellos quienes verán morir a Charlie. Es Charlie quien los verá morir a ellos", concluye.
El número especial de esta semana tendrá cerca de un millón de ejemplares de 32 páginas, en lugar de las 16 habituales, con ilustraciones de los dibujantes asesinados el 7 de enero pasado pero también de los actuales, así como mensajes de apoyo de personalidades.
Revise el artículo completo en El País.
Publicar un comentario