2016/01/14

Colombia es el país de América Latina con más mujeres en alta dirección

mujerdirectiva.jpg

El principal reto que enfrenta la región en esta materia es cambiar la mentalidad de los empresarios.


El 53% de los puestos de alta dirección en Colombia son ocupados por mujeres, estadística que coloca al país sudamericano como el líder en el tema de equidad en todo América Latina: “han invertido mucho en este sentido, es un país que está a la vanguardia”, comentó María del Carmen Bernal, directora del Centro de Investigación de la Mujer en la Alta Dirección (CIMAD).
En conferencia de prensa, la directiva expresó que la segunda posición la tiene Perú con 35%, seguido de Chile (30%); en cuarto lugar se encuentra México con 28%, detrás están Venezuela (27%), Argentina (25%) y Brasil (22%).
El principal reto que enfrenta la región en esta materia –agrega– es cambiar la mentalidad de los empresarios, ya que se piensa que las mujeres pueden feminizar los consejos, “pero esto se trata de que los que ocupen esos lugares sean los más talentosos, sin importan si son hombres o mujeres”.
“La solución sería que por lo menos haya tres mujeres en los consejos para ir eliminando estas barreras”, sugirió María del Carmen Bernal.
Familia, el impedimento
La familia sigue siendo una prioridad en México, sin embargo, es la principal barrera del 28% de las féminas que buscan ingresar a puestos de alta dirección, que aunado a los problemas y obligaciones que conlleva mantener una familia, se vuelve casi imposible que logren ascender profesionalmente.
Ante esto, los puestos en los que abundan las mujeres son Directora de Recursos Humanos (27%), Directora de Finanzas (18%) y Supervisora Corporativa (14%).
Empero, las profesionales que lograron conseguir un puesto de alta dirección pertenecen en su mayoría al sector de educación y servicio social (51%), industria hospitalaria (37%), servicios financieros y cuidado de la salud (con 29% cada uno).
María del Carmen Bernal, directora del CIMAD, dijo que el tema de la diversidad debe ser prioridad para las empresas, ya que aunque muchas de las organizaciones se vanaglorien de contar con este tipo de programas, siete de cada 10 mujeres que forman parte de sus plantillas aseguran no tener las mismas oportunidades que los demás.
“Las empresas deben ver la diversidad como un activo estratégico que mejora los resultados financieros, el clima laboral y la comunicación interna, además de fortalecer la imagen corporativa y el vínculo con clientes y proveedores”, finalizó.
Fotos: Pixabay
Publicar un comentario