2015/12/29

Baja el monto de inversión extranjera en medio del fin del DL 600

El origen de los capitales este año fue diverso, destacando firmas de Colombia, Reino Unido, Singapur y España.

Ayer se cerró un ciclo para la inversión extranjera en Chile. En las dependencias del Ministerio de Economía, se celebró la última reunión del Comité de Inversiones Extranjeras (CIE), oportunidad en que se aprobaron las últimas solicitudes acogidas al DL 600, mecanismo creado en 1974 para regular -y entregar beneficios tributarios- a la inversión extranjera en el país y que perderá validez a partir del 1 de enero de 2016.
En la oportunidad, las autoridades aprobaron 49 solicitudes que involucraron más de US$ 11.600 millones, destinados principalmente a proyectos del sector eléctrico.
Los capitales provienen de variados destinos, como Reino Unido, Colombia, Singapur y España, entre otros.
Así, en 2015 se autorizaron 80 requerimientos por US$ 17.769 millones, lo que significó una caída de 33% frente a los US$ 26.706 acumulados en 2014.
Pese a la baja anual, el monto aprobado fue visto como una “buena noticia” por el ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes, ya que “demuestra claramente que se está invirtiendo en nuestro país, porque se dan las garantías tal como lo ha indicado el Fondo Monetario Internacional (FMI) o la OCDE”.
Lo anterior fue ratificado por el vicepresidente ejecutivo del CIE, Vicente Mira, quien resaltó que el monto aprobado fue “bastante más relevante” que en las últimas sesiones, lo que demuestra que los inversionistas “aprovecharon que era la última ventana para postular”.
Los proyectos aprobados corresponden a solicitudes para internación de capitales que se pueden materializar en plazos que van desde uno a ocho años que es el plazo máximo de concretar la inversión. “Esperamos (que los proyectos) vean su materialización en el corto plazo y que ayuden también a mantener un ciclo positivo de internación y un ciclo positivo de inversión extranjera en nuestro país”, agregó Mira.
El ejecutivo destacó el alto interés que generan los proyectos de energía en los inversionistas extranjeros, tanto para el negocios de la generación como de transmisión.
Mira resaltó que particularmente en el área de transmisión, 2016 será un año “interesante” a raíz de las concesiones que se licitarán, las que debido a la envergadura de los proyectos involucrados deberán ser atendidas por actores extranjeros.
Nueva institucionalidad
En junio de este año, la presidenta Bachelet promulgó la Ley N° 20.848 para establecer una nueva institucionalidad en inversión extranjera, con el fin de pasar de una política pasiva a una activa en la materia.
Así, además del fin del DL 600, el actual CIE será sustituido por una agencia de atracción de inversiones, que como explicó Céspedes, encabezará la busqueda de una política de atracción de inversión extranjera “que permita el proceso de diversificación de la matriz productiva”.
Sin embargo, el cambio tributario que experimentarán las inversiones extranjeras no será abrupto, ya que habrá un proceso de transición de 4 años, período en el cual los inversionistas podrán acogerse al mecanismo de invariabilidad tributaria. “Se mantiene un régimen transitorio en el cual la invariabilidad tributaria, que era un aspecto bastante relevante para los inversionistas -principalmente mineros- por los próximos cuatro años, en condiciones y plazos similares a los que existían en el DL 600”, recordó Mira.
www.df.cl
Publicar un comentario