2015/11/26

Gobierno de Macri presenta a su gabinete y confirma a Alfonso Prat Gay en Hacienda

Ex presidente del banco central será el hombre fuerte de un grupo de carteras económicas. El destino de la política monetaria quedó en manos de Federico Sturzenegger.

Por Renato García J.
Alfonso Prat Gay, Futuro ministro de Hacienda y Finanzas.
Con el cambio de mando a la vuelta de la esquina, el 10 de diciembre, y una economía al borde de la crisis, el presidente electo de Argentina, Mauricio Macri, se está moviendo rápido para conformar su gobierno y avanzar en definiciones que ayuden a contener la incertidumbre.

El nuevo jefe de gabinete, Marcos Peña, anunció ayer el futuro equipo de ministros, donde destacó el nombre de Alfonso Prat Gay. El ex presidente del banco central encabezará el recién creado Ministerio de Hacienda, que bajo el nuevo esquema será la cartera más importante del área económica reemplazando la antigua repartición de Economía. Prat Gay fue uno de los primeros economistas que recomendó poner fin a las restricciones a la compra y venta de divisas, y ayer, incluso antes de su designación oficial, adelantó que el nuevo gobierno avanzará rápidamente en levantar el denominado "cepo cambiario".

El ex economista de JPMorgan anunció que "en las primeras semanas" del nuevo gobierno se enviará al Congreso un paquete de leyes económicas que incluirá la unificación del mercado cambiario y la eliminación del sistema de Declaración Jurada Anticipada de Importaciones (DJAI), el mecanismo utilizado por la administración de Cristina Fernández para bloquear la salida de divisas del país.

Por su parte, el nuevo ministro de Producción, Francisco Cabrera, ratificó que la DJAI desparecerá a partir del 11 de diciembre mientras que el plan de Precios Cuidados se mantendrá por seis meses. Este mecanismo, que prohíbe a los distribuidores elevar los precios de una serie de productos, fue establecido en enero de 2014, como una medida desesperada para contener la inflación.

Los subsidios a servicios y productos, como la energía, serán retirados en forma gradual, aunque se mantendrían para los sectores de menores ingresos.

Desde Hacienda, Prat Gay encabezará un grupo de ministerios económicos que incluye otras cinco carteras. Peña anunció ayer que este equipo de autoridades clave estará conformado por Cabrera en Producción; Guillermo Dietrich, en Transporte; Juan José Aranguren, en Energía y Minería, y Ricardo Buryaile en Agricultura, Ganadería y Pesca. El ministro del Trabajo será anunciado en los próximos días. Federico Sturzenegger, en tanto, quedará al mando del banco central.

Fuera de este núcleo destacó la designación del hasta ahora CEO de Lan Argentina, Gustavo Lopetegui, como secretario de la jefatura de Gabinete. Rogelio Frigerio, hoy presidente de Banco Ciudad, será ministro de Interior, y Susana Malcorra ya había sido designada canciller.
Dudas por transición

El apuro del próximo presidente busca reducir la incertidumbre de una transición que se anticipa compleja. Con eso en mente, Macri llegó el martes por la noche a la Quinta de los Olivos. El objetivo habría sido pedir a Fernández que mediara para acelerar la salida del presidente del banco central, Alejandro Vanoli, actualmente investigado por fraude cambiario y acceder al detalle de las cifras económicas. Pero el resultado no fue positivo.

A la salida del encuentro, que se prolongó por apenas unos minutos, Macri señaló que había sido una "pérdida de tiempo". La mandataria saliente se habría limitado a cumplir con los puntos básicos del protocolo. Algunos observadores locales atribuyeron la frialdad de Fernández a que los datos de la herencia económica que recibirá la próxima administración serían peores de lo estimado.

Las dudas sobre el proceso de transición impactaron ayer al Merval que cayó 4,1%.

El actual jefe de gabinete, Aníbal Fernández, desestimó las suspicacias y culpó a Macri por el incómodo encuentro. "Si la vocación es hacer una transición para las cámaras, porque la intención es hacer un showcete televisivo, no es nuestra vocación. Queremos aportar datos, pero este es un gesto de chiquilines".
Cristina Fernández para siempre

La presidenta reapareció ayer en su primer acto público, donde buscó, sin embargo, calmar las aprensiones. "Quédense tranquilos, nosotros no vamos a hacer las cosas que nos han hecho a nosotros" declaró.

Sin embargo, Cristina Fernández tuvo duras palabras para su sucesor. "Un país no es una empresa", declaró Fernández. "El balance de una empresa se cierra con pérdida o ganancia. El balance de un país se cierra con cuántos argentinos están adentro y cuántos quedan afuera".

La mandataria, que aprovechó el evento para comenzar a posicionarse como líder de la oposición, envió un mensaje a sus seguidores, a los que dijo "no me voy a ir. Tranquilos, siempre voy a estar con ustedes".
www.df.cl
Publicar un comentario