2015/11/26

Cómo aumentar el hábito de lectura

Le compartimos siete consejos para que vuelva a encantarse con los libros.
leer1
Leer es un hábito que todos deberían tener, ya que no solo nos permite aprender de ciertos temas, viajar a mundos distintos o ponernos en la piel de un personaje y sufrir con sus penurias y alegrarse con sus triunfos.
La lectura nos ayuda a abrir nuestra mente y comprender mejor el mundo, incluso con los libros de ficción. Además, aumenta nuestro vocabulario y mejora nuestro razonamiento. Y, si tenemos talento, podemos nosotros mismos contar las historias que se nos vienen a la cabeza, y los demás querrán escucharlas (o leerlas).
Lamentablemente, el hábito de lectura es cada vez más bajo tanto en Chile como en el mundo, lo que hace que la sociedad entera se resienta. Si bien actualmente se intenta incentivar la lectura en los más jóvenes, los adultos quedan relegados de esos planes, es por eso que quisimos entregar algunos consejos para que usted vuelva a encantarse con la lectura .
1. No importa qué, pero lea
Probablemente piense que debe leer importantes libros de negocios o papers complicados que lo ayuden a entender ciertas cosas. pero muchas veces esas lecturas, más que incentivar a un no-lector, lo desaniman. por eso, aconsejo leer libros livianos y que sean de su interés.
2. Busque libros que le interesen
¿Le gusta la fantasía juvenil? Podría probar con Harry Potter. O quizás prefiera las historias de guerra. Adiós a las armas es una buena opción. O si se decanta por la ucronía, Synco del chileno Jorge Baradit puede convertirse en su favorito.
3. No se avergüence de lo que está leyendo
Quizás tiene más de 30 años y está leyendo Eleanor y Park, una novela de amor juvenil. ¿Acaso eso es un pecado? ¡Claro que no! Nadie debería burlarse de ninguna lectura, porque todas entregan algo, incluso las peores (como la enseñanza de nunca más coger un libro de esos).
4. Tener un tiempo de lectura en cualquier tiempo
Quizás tenga un horario muy apretado y apenas tenga tiempo entre el trabajo y su vida familiar, y le pesa perder algún minuto con su familia. Está bien, es comprensible, pero le aseguro que siempre encontrará cinco minutos o diez para devorar palabras escritas. Puede hacerse un horario como hábito, pero si no, cualquier momento es bueno.
5. Lleve su libro consigo a todos lados
Así que viaje de negocios. Ya sabe que en su bolso de mano debe estar sí o sí la lectura que lo tiene atrapado. Las horas en el avión se pasan volando (literalmente) cuando se adentra en otra historia.
6. Ir a librerías y bibliotecas
Muchas veces, el solo ver u oler cientos de libros (sobre todo los antiguos) removerán algo en su interior que lo impulsarán a llevarse uno… o más. Sobre todo si la gente a su alrededor también está sedienta de nuevas historias.
7. Participe o invente un club de lectura
Si bien este no es tan importante como los anteriores, un puñado de amigos que se juntan a hablar de un libro y las impresiones que éste les dejó es un buen empujón para animarse a leer. Y si cree que nadie de su círculo lee los libros que a usted le interesan, busque por otros lados. En Facebook hay muchas personas como usted, y la vida unirá a los que comparten su mismo gusto.
Publicar un comentario